El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en una imagen de archivo.

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en una imagen de archivo. Efe

Política

JxCat y ERC pactan en Bruselas la Mesa pero no garantizan la investidura de Puigdemont

Ambos se reunieron la noche del lunes en Bruselas durante una cena para acordar las condiciones.

El candidato de JuntsxCat a la Generalitat, Carles Puigdemont, y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, han llegado a un acuerdo para iniciar la legislatura surgida de las elecciones del 21 de diciembre, que pasa por reinvestir al expresidente de la Generalitat.

Fuentes de las negociaciones han explicado que ambos líderes se reunieron el martes por la noche en Bruselas para abordar la situación política catalana, justo el mismo día en que el expresidente de la Generalitat Artur Mas anunciaba su dimisión como presidente del PDeCAT, partido de Puigdemont.

En el encuentro en la capital belga ambos pactaron constituir una Mesa del Parlament con mayoría independentista sin la presencia de los comunes.

La investidura del expresident, que sería telemática o delegada, con otro diputado leyendo su discurso, estaría pendiente, según fuentes de ERC, a que los letrados aprueben una investidura a dsitancia que es incompatible con el reglamento del Parlament.

Estas fuentes, según informa El Periódico, han negado que el acuerdo incluyese un acuerdo cerrado para la investidura y el pacto se limitaría a la constitución de la Mesa.

Segundo aniversario de la investidura de Puigdemont

Precisamente este miércoles se cumple el segundo aniversario de la primera investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, que tuvo lugar el 10 de enero de 2016 cuando todo parecía indicar que no habría acuerdo entre los partidos independentistas para pactar un presidente.

Se cumplen dos años de aquel pacto en una situación similar, ya que los partidos independentistas vuelven a estar encallados en el mismo punto, aunque por motivos diferentes: en 2016 no se ponían de acuerdo en quien debía ser el presidente, ahora sí avalan que sea Puigdemont, pero no tienen claro como materializarlo.

Hace dos años Puigdemont llegó a la Presidencia de la Generalitat por sorpresa y contra todo pronóstico, ya que entonces el candidato inicial para JxSí era Artur Mas, pero la CUP se negaba a avalarlo y presionó hasta lograr 'in extremis' su objetivo, que JxSí cediera y propusiera otro nombre.