Aznar y Rivera durante la clausura de la II Semana Atlántica en Madrid.

Aznar y Rivera durante la clausura de la II Semana Atlántica en Madrid. Efe

Política LA RESACA DEL 21-D

Aznar da a entender que las bases del PP ya se están pasando a Ciudadanos

El ex presidente dice que Rivera ofrece un "discurso político reconocible" y propuestas de "esperanza y convicción".

El último misil que José María Aznar ha enviado a Mariano Rajoy tras el fiasco del PP el 21-D confirma una idea que el ex presidente viene compartiendo en privado y apenas sugiriendo en público: Ciudadanos está dando pasos irreversibles hacia la hegemonía del centro derecha en España. El análisis que hace FAES del resultado de las elecciones catalanas no sólo personaliza la debacle de los tres escaños en Rajoy sino que además da entender que las bases del PP ya identifican al partido de Rivera como su opción electoral de referencia. De momento, en Cataluña.

"Ciudadanos ha sabido interpretar las exigencias de muchos cientos de miles de catalanes –más de un millón-, las ha traducido en un discurso político reconocible y les ha ofrecido una propuesta de esperanza y convicción", dice el análisis de FAES. "Se podía constatar hace más de dos años la consolidación del fraccionamiento del espacio de centro-derecha, y pedíamos emprender un proceso muy profundo de reflexión, extraer todas las consecuencias y ponerse a ello. No hay, por tanto, casualidad, ni razones puramente coyunturales que expliquen la progresión electoral de este partido (Ciudadanos)".

Ironía de FAES

La crítica de FAES al PP por lo ocurrido en las elecciones catalanas era esperada. Quizá por eso, el documento incorpora irónicamente la respuesta que la actual dirección del PP suele dar a los análisis de la Fundación del ex presidente. "Sabemos por experiencia que cualquier apelación a la reflexión será despachada con el desdén, la humorada o el habitual reproche de inoportunidad o deslealtad", señala el comunicado.

FAES defiende la aplicación del artículo 155 y el imperio de la ley, asegura que los resultados del 21-D deslegitiman "las pretensiones nacionalistas de arrogarse la representación y la supuesta voz auténtica de los catalanes" y augura un futuro complejo. Aznar pide a Rajoy una estrategia más clara y mejor trabajada.

"El Gobierno tendrá que prepararse para una situación política de una extraordinaria complejidad a la que habrá de hacer frente con mejor equipaje estratégico, discursivo y político del que se ha dotado hasta ahora", dice.

El abismo que separa a Aznar y Rajoy es cada vez más grande. El análisis sobre Cataluña confirma una tendencia en el discurso de Aznar que se viene observando desde hace un tiempo tanto en público como en privado. FAES lleva dos años alertando al PP de la fragmentación del espacio del centro derecha por la irrupción de Ciudadanos. El triunfo de Inés Arrimadas, en votos y escaños, en las elecciones confirma, a juicio del ex presidente, que la base electoral del PP empieza a refugiarse en el partido de Rivera. El ex presidente suele comentar a sus más cercanos que el PP ha perdido identidad

Rivera, en el foro de Aznar

Preguntado por esa posibilidad, Rajoy dijo el viernes que los resultados en Cataluña no son extrapolables al resto de España. Y citó varios ejemplos de las dos últimas elecciones generales o las elecciones en Galicia, donde el PP revalidó su mayoría absoluta y Ciudadanos quedó fuera del Parlamento.

En junio, Rivera clausuró el máster de liderazgo que organiza el ex presidente. Ningún dirigente de la dirección del PP participó como conferenciante en el foro de Aznar. Durante la presentación de la conferenciaGabriel Elorriaga aseguró que el líder de Ciudadanos demuestra que en España hay alternativas de renovación “moderadas, centristas y liberales”, como las que están surgiendo en otros países de Europa como Francia.