El ministro de Justicia, Rafael Catalá, en su última intervención en el Parlamento.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, en su última intervención en el Parlamento. Juan Carlos Hidalgo Efe

Política DESAFÍO SECESIONISTA

España propondrá a la UE revisar la euroorden tras el 'caso Puigdemont'

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, reconoce que el actual modelo no es ni "ágil" ni "eficaz". 

España tiene previsto plantear una reflexión a nivel europeo para poner de relieve que la euroorden no funciona después del 'caso Puigdemont'. Será el ministro Rafael Catalá quien acuda este viernes al Consejo de Ministros de Justicia (CMJ) europeo que se celebra en Bruselas y allí quiere proponer a sus colegas la necesidad de revisar el sistema de euroórdenes, vigente desde 2002, para evitar "problemas" como los que ha sufrido el Gobierno de España con los cinco miembros del Govern huidos.

El actual modelo no es, a juicio del ministro, "ni ágil" ni "resulta eficaz". Así lo reconoció en una conversación informal con periodistas en los actos de celebración de la Constitución y así lo transmitirá a sus colegas europeos en la reunión que mantendrán en Bruselas, precisamente el lugar donde Carles Puigdemont y parte de su equipo cesado se refugia desde que se fue de España tras proclamar la independencia de Cataluña.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela dictó el 3 de noviembre una euroorden de detención contra el president cesado y cuatro exconsejeros más que se fugaron a Bruselas y se negaron a declarar tras ser acusados de delitos de rebelión, sedición, prevaricación, malversación y desobediencia por ser presuntos autores del proceso independentista en Cataluña.

Retirada de la euroorden

Sin embargo, cuando la causa fue al Tribunal Supremo el magistrado Pablo Llarena decidió este martes retirar la euroorden que pesaba sobre los cinco huidos con un objetivo: evitar que la justicia belga restrinja los delitos por los que se les acusa España.

Con la euroorden en marcha, el Alto Tribunal se topó con un problema añadido: que en Bélgica no existe el delito de rebelión y, por lo tanto, Puigdemont y los cuatro exconsejeros que están allí podrían no ser acusados de ese delito al que sí se enfrentan los siete exconsejeros catalanes que optaron por declarar ante la justicia aunque la consecuencia directa fuera tener que ir a la cárcel.

El Gobierno cree que es "razonable"

Fuentes gubernamentales consultadas por EL ESPAÑOL avalan la decisión de Llarena de retirar la euroorden. "Es razonable e inteligente", aseguran, porque así todos los miembros del Govern encausados por el desafío secesionista podrán ser juzgados "en igualdad de condiciones y por los mismos delitos".

De momento, la intención de Puigdemont es quedarse en Bruselas y no viajar a otros países de la UE, aunque el levantamiento de la euroorden lo permite. Tanto el expresident como los exconsejeros han celebrado al retirada de la euroorden que pesaba sobre ellos como una victoria que desautoriza al Gobierno de Mariano Rajoy y pone en tela de juicio la independencia judicial de España.