El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una imagen de archivo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. Efe

Política DESAFÍO SECESIONISTA

El Gobierno paraliza 2 millones de ayudas para medios digitales afines al procés

Desconfían del reparto que Carles Puigdemont hacía y piden que se aclaren los parámetros que se utilizan para premiar a algunos con escasa difusión.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha decidido congelar 1,9 millones de euros en subvenciones que el Govern que lideraba Carles Puigdemont destinó a "medios informativos digitales de titularidad privada en catalán o en aranés". El Ejecutivo ha decidido autorizar el plan público previsto con los demás medios de comunicación y ha dejado "en la nevera" la subvención que va a periódicos que se publican exclusivamente en Internet hasta que se aclaren los parámetros que se utilizan para hacer el reparto de dinero.

Desde que el Gobierno aplicó el 155 y tutela la Generalitat, los nuevos dirigentes del Ejecutivo autonómico desconfían de la manera en la que el Govern de Puigdemont repartía el dinero público a los medios de comunicación. En Moncloa están convencidos de que Puigdemont se dedicó a premiar a base de subvenciones a los periódicos que promocionan la causa secesionista y que trasladaban a la sociedad su proceso de desconexión de España.

Moncloa se ha propuesto acabar con el reparto discriminado de dinero público entre medios digitales que no se justifica con criterios objetivos de difusión. Fuentes gubernamentales destacan que medios como Punt Avui, El Nacional o Naciò Digital reciben una cantidad astronómica de financiación pública si se compara con el número de visitas que recoge la OJD, la auditoría de medios de comunicación. Por eso ha solicitado información sobre los criterios que se utilizan para dar a estos medios más financiación que a otros con mayor difusión. "No se retirará la subvención, pero se repartirá de manera más justa", matizan fuentes conocedoras de este bloqueo.

La finalidad de estas subvenciones es fomentar el uso de la lengua catalana y Moncloa no se ha propuesto acabar con ello, pero considera injusto que se premie a la prensa que promueva el procès y se castigue a los que "no crezcan al dictado del desafío". El Gobierno no ha visto ninguna anomalía en el reparto de las demás subvenciones y ya ha autorizado la concesión a las demás publicaciones. En concreto, ha dado luz verde a los 4,1 millones de euros destinados a publicaciones periódicas en soporte "papel" en catalán o aranés.

Para emisoras de televisión en estas lenguas, se van a destinar 615.000 euros y 700.000 euros más para emisoras de radio que promuevan el catalán o el aranés. También se han autorizado los 1.598.000 euros que la Generalitat destinó al "fomento del periodismo y al fortalecimiento del espacio catalán de comunicación".