La presidenta del Parlament disuelto, Carme Forcadell.

La presidenta del Parlament disuelto, Carme Forcadell. EP

Política

Forcadell, de "no daremos ni un paso atrás" a decir que la DUI fue "simbólica"

Este jueves ante el juez la presidenta del Parlament acataba la aplicación del 155. Hace tres semanas afirmaba que era "un golpe de Estado de facto" por parte de Rajoy.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que ha declarado este jueves ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, ha acatado la aplicación del artículo 155 en Cataluña y ha dicho que la declaración de independencia aprobada el 27 de octubre tenía "carácter simbólico y declarativo”. Es decir, ha reconocido que la proclamación de la república catalana carecía de efectos jurídicos.

Sin embargo, hace tan sólo tres semanas su discurso era distinto, mucho más firme y sólido. El 21 de octubre, cuando el Gobierno de Mariano Rajoy anunció que iba a aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, Forcadell aseguró que el Parlament no retrocedería.

“No daremos ni un paso atrás”, dijo en una declaración institucional leída junto a otros miembros de la Mesa: Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet (Junts pel Sí) y Joan Josep Nuet (Catalunya Sí que es Pot). Todos ellos, junto a Lluís Maria Corominasfacilitaron con sus votos la tramitación de las leyes independentistas y este jueves han declarado ante el Supremo para declarar por los delitos de rebelión, sedición y malversación.

Ese día, Forcadell dijo que el 155 era un "golpe de Estado de facto". Hoy, en cambio, ha acatado su aplicación.

"Pese a las querellas nos hemos mantenido firmes. Nos comprometemos, en el ataque más grave a la sinstituciones catalanas desde su restablecimiento", decía el 21 de octubre, mientras pedía a los catalanes firmeza y esperanza.

Al restar trascendencia a la DUI, lo que la presidenta del Parlament disuelto busca en realidad es disuadir a la Fiscalía de la petición de prisión incondicional.

El contenido de las declaraciones de Forcadell prestadas ante el juez, que ha accedido a responder a todas las preguntas de la Fiscalía, muestra un evidente cambio de estrategia de defensa respecto a la que ha mantenido en el pasado.