Política

Oltra: "Los fascistas me dicen bien claro que pueden hacerle daño a mi familia"

La vicepresidenta del Gobierno valenciano sufrió un escrache del grupo ultraderechista España 2000 la noche del miércoles ante su domicilio.

Noticias relacionadas

La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, ha asegurado que con el escrache del grupo ultraderechista España 2000 la noche del miércoles ante su domicilio, "los fascistas" le han mandado un mensaje "bien claro", que saben dónde vive y que pueden hacerle daño no solo a ella, sino a su familia.

En declaraciones a la Cadena Ser, Oltra ha agradecido las llamadas de apoyo recibidas por parte del president de la Generalitat, Ximo Puig, y del delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, y ha explicado que durante el acoso estaba cenando con sus hijos, que al principio creyeron que era una fiesta de Halloween montada en la calle.

Varios de los miembros del citado grupo de extrema derecha estaban tapados por máscaras de la película de terror 'Scream' pero uno de ellos ha podido ser identificado, gracias a un vídeo grabado, como José Luis Roberto, líder de España 2000 en València y, según Oltra, un "personaje peligroso" y muy conocido.

Oltra, quien ha explicado a sus hijos lo ocurrido tras escuchar estos la noticia esta mañana por la radio, ha calificado de "muy edificante" la conversación mantenida anoche con Moragues y ha agradecido que esté intentando "reconducir" la situación tras las agresiones de la ultraderecha durante el 9 d'Octubre, donde hubo "un exceso de confianza" y se "minimizó" el problema".

También ha lamentado el uso que la extrema derecha hace de los símbolos como la bandera de España tras la que se parapetaron anoche durante el escrache -difundido en directo por redes sociales-, pues es la enseña "de todos", ha advertido de que los ultraderechistas están "envalentonados" y se creen "con el derecho a ser los dueños de la calle" y ha anunciado: "No nos vamos a dejar vencer".

Oltra tiene previsto comparecer ante los medios antes del inicio del pleno de Les Corts, que hoy comienza a las diez de la mañana con la sesión de control al president de la Generalitat.