Rivera, saludado por varios manifestantes.

Rivera, saludado por varios manifestantes. Quique García Efe

Política EL GOLPE SEPARATISTA

Rivera y Sociedad Civil rompen la espiral del silencio en Cataluña

Los que conocen al líder de Ciudadanos aseguran que nunca le habían visto tan emocionado. "Esto es espectacular", decía. 

Noticias relacionadas

Los que conocen a Albert Rivera aseguran que nunca le habían visto tan emocionado. “Esto es espectacular”, decía el líder de Ciudadanos una y otra vez a su gente. Rivera empezó su carrera política en Cataluña hace poco más de 10 años. Lo hizo presentándose desnudo en un cartel electoral para llamar la atención del electorado. Este domingo firmaba banderas de España en Barcelona. Casi no se lo creía.

“Es de las veces que más emocionado le he visto”, decía uno de sus colaboradores más cercanos.

Éxito de SCC

La multitudinaria manifestación a favor de la unidad nacional en Barcelona ha sido un punto de inflexión histórico no sólo para Ciudadanos, sino también para los organizadores de la marcha Sociedad Civil Catalana (SCC). La historia de Rivera y el partido naranja en Cataluña es más conocida que la de Sociedad Civil, que ha sufrido el ninguneo, la indiferencia, el rechazo y el maltrato de parte de la sociedad catalana. El éxito de la convocatoria, por el mero hecho de dar el paso, ha sido suyo.

"Aquí está la voz de todos los catalanes, de la mayoría de Cataluña, no nos van a dividir, no podrán, ni podrán dividir a España, ni a Europa. Que escuchen muy bien aquellos que están intentando debilitar las estructuras democráticas que tanto nos han costado: no lo lograrán. Aquí estaremos nosotros", ha dicho el presidente de SCC, Mariano Gomá.

SCC nació hace apenas tres años con el objetivo de dar la réplica a la Assemblea Nacional Catalana (ANC). Pero su posición contraria a la independencia de Cataluña y en defensa de la unidad de España no ha sido sencilla. La organización ha sufrido el rechazo de buena parte de la sociedad catalana, que se ha dedicado a boicotear sus actos. El lema de la convocatoria del domingo -Recuperemos el seny-, el momento elegido y lo pacíficamente que ha transcurrido la marcha les han convertido en grandes protagonistas de la jornada.

Por su parte, el partido de Rivera nació en Cataluña y la catarsis de este domingo ha sido quizá con la que soñaba desde hace más de diez años. El presidente de Ciudadanos fue el único líder político nacional en acudir a la marcha. Lo hizo acompañado de Inés Arrimadas, jefa de la oposición en Cataluña. Los corazones que reúnen las banderas de España, Cataluña y Europa (idea original del partido naranja) estaban muy presentes en la manifestación.

“Los catalanes que no quieren la independencia y que quieren ser catalanes, españoles y europeos han decidido salir a la calle", ha dicho Rivera. "Es un día importante para decir a los golpistas que no lo conseguirán, que los demócratas ganaremos y queremos urnas".

Catarsis de Cs

En estas semanas de golpe separatista, el negocio de los padres de Rivera ha aparecido empapelado y pintado. Y al líder de Ciudadanos le han amenazado de muerte en las paredes de Gerona. Pero lo ocurrido en Barcelona, según el líder de Ciudadanos, es una demostración de que el mapa político de España ha cambiado. Y que después de años de pactos con el nacionalismo la gente se ha liberado y puede salir a la calle con banderas de España, Cataluña y Europa.