Una de las imágenes de cargas policiales aparecidas en la prensa europea

Una de las imágenes de cargas policiales aparecidas en la prensa europea Susana Vera/Reuters

Política

Rajoy pierde la batalla del relato sobre Cataluña en la prensa europea

Las imágenes de las cargas policiales copan las portadas de los principales periódicos de la UE, que hablan de "brutalidad".

Bruselas

Noticias relacionadas

Las imágenes de violencia durante las cargas policiales que se produjeron el 1-O en Cataluña protagonizan este lunes las portadas de todos los periódicos de la Unión Europea. El Gobierno de Mariano Rajoy ha perdido la batalla del relato sobre la crisis catalana en la prensa europea: la noticia es la represión "brutal" contra los ciudadanos que querían votar por encima de la actuación ilegal de la Generalitat de Carles Puigdemont al seguir adelante con una consulta suspendida por el Tribunal Constitucional.

"Centenares de heridos al asaltar la policía colegios electorales durante la votación en Cataluña", titula el Financial Times, la biblia en Bruselas, abriendo en portada a cuatro columnas. "Crisis en la UE por la violencia electoral en Cataluña", dice el británico Daily Telegraph. "España desgarrada con 850 heridos en los disturbios por el referéndum", señala el The Times de Londres. 

"Madrid lo ha perdido todo. El referéndum catalán se ha desarrollado en la violencia: varios centenares de personas han resultado heridas en choques con la policía", dice el periódico Le Soir de Bélgica. El primer ministro belga, Charles Michel, fue precisamente el primero en protestar este domingo por las cargas policiales en Cataluña. "Cataluña, el golpe de fuerza. Madrid ha reprimido duramente la votación sobre la independencia", sostiene el diario francés Liberation con una foto a toda página del enfrentamiento entre policía y votantes.

"Cataluña, la policía contra los votantes", titula el periódico italiano La Repubblica. "Violencia en Cataluña, votación en el caos", encabeza su portada el Corriere della Sera. "El grito de Barcelona: adiós, España", destaca La Stampa. Para el diario de Munich Süddetsche Zeitung, "La policía española ataca brutalmente".

Las fotos y portadas sobre las cargas policiales ya han tenido consecuencias concretas en la posición de la UE sobre Cataluña: la crisis catalana ha dejado de ser un asunto interno español y ha pasado a convertirse en un problema europeo. Es lo que pretendía el Gobierno de Puigdemont, partidario de internacionalizar el conflicto, mientras que Rajoy se había resistido hasta ahora.

"La violencia nunca puede ser un instrumento en política", ha clamado este lunes la Comisión Europea, que por primera vez ha publicado una declaración oficial sobre la situación en Cataluña en la que llama al diálogo entre Madrid y Barcelona. Por su parte, la Eurocámara ha incluido a última hora un debate en su pleno de esta semana sobre "Constitución, Estado de derecho y derechos fundamentales en España a la luz de los recientes acontecimientos en Cataluña".

En la rueda de prensa diaria de la Comisión, que ha durado 50 minutos, los periodistas del resto de Estados miembros han mostrado este lunes su indignación por la actuación de la policía en el 1-O y el gran número de heridos y "casi muertos". Reclamaban a su portavoz, Margaritis Schines, más contundencia en la condena del uso de la fuerza por parte del Gobierno español.

Gran parte de los periodistas extranjeros en Bruselas asumen el relato de la Generalitat y han equiparado en los últimos días la actuación del Gobierno de Mariano Rajoy al autoritarismo del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. En la sala de prensa del Ejecutivo comunitario se habla de limitación de los derechos fundamentales en España e incluso de detenciones de periodistas. Esto último obligó incluso a la embajada de España ante la UE a hacer un tuit de desmentido.

"Cualesquiera que sean los aciertos o errores de la independencia catalana, el Gobierno español ha perdido la batalla internacional de relaciones públicas por su política de mano dura. Madrid está perdiendo autoridad moral con tácticas ineptas", ha escrito el director del think tank bruselense Center for European Reform, Charles Grant. Los titulares unánimes de toda la prensa de la UE parecen darle la razón.