Méndez de Vigo durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Méndez de Vigo durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros Efe

Política Desafío soberanista

El Gobierno recurre ante el Constitucional la ley de transitoriedad catalana

El consejo de ministros autoriza a Mariano Rajoy a presentar un recurso de inconstitucionalidad cuando la norma sea publicada oficialmente.

Ana I. Gracia

El consejo de ministros de este viernes ha autorizado al presidente del Gobierno a impulsar un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional para derogar la ley de transitoriedad una vez que sea publicada oficialmente. El anuncio lo ha hecho el portavoz gubernamental, Íñigo Méndez de Vigo, tras la reunión de Mariano Rajoy con su gabinete en Moncloa este viernes. El recurso del Ejecutivo llega tras recibir el dictamen favorable del Consejo de Estado.

El portavoz gubernamental ha insistido en que el Gobierno está preparado para aplicar cualquier medida que sea necesaria para evitar la desconexión de Cataluña de España y acusó al Ejecutivo catalán de eliminar el pluralismo en la Cámara autonómica. "Esta es la segunda ley de ruptura que implica la ruptura total y absoluta con el orden constitucional establecido. La sesión parlamentaria de aprobación de las leyes del referéndum y transitoriedad no dio voz a toda la Cámara y se celebró sin garantías legales ni democráticas", destacó Méndez de Vigo al anunciar las intenciones del jefe del Ejecutivo.

A pesar de la contundente respuesta del Gobierno central contra las intenciones del Govern, Médez de Vigo ha destacado que el Ejecutivo "continuará actuando con proporcionalidad, solidez y firmeza con el objetivo de que no se celebre un referéndum que vulnera la convivencia con Cataluña". Una vez más, en Moncloa avisan de que están previstos todos los escenarios. ¿Incluido aplicar el artículo 155? "Todos es todos", respondió el ministro.

El Gobierno, que está en permanente contacto con los demás partidos constitucionalistas, agradeció la disposición de PSOE y Ciudadanos de dar apoyo al Ejecutivo en pleno desafío secesionista. Además, Méndez de Vigo pidió a aquellos al alcaldes catalanes -más de 500- que ya han admitido que colaborarán con el 1-0 que "recapaciten. Cometer actos ilegales de esta naturaleza es algo que atenta contra la democracia".

Tras la última reunión en Moncloa, Méndez de Vigo insistió en que "no habrá referéndum" porque "nadie puede privar a los españoles a decidir su futuro. Haremos lo que sea necesario", zanjó. Antes de concluir su intervención, el ministro portavoz quiso dejar claro a todos los "cooperadores necesarios" del referéndum de que colaborar con un referéndum "ilegal" tiene sus consecuencias.