Pedro Antonio Sánchez y Miguel Sánchez, portavoz de Cs en Murcia.

Pedro Antonio Sánchez y Miguel Sánchez, portavoz de Cs en Murcia. Marcial Guillén Efe

Política Crisis política en Murcia

Ciudadanos acepta que Sánchez siga como diputado en Murcia tras dejar la presidencia

José Manuel Villegas dice que la permanencia en el escaño del ya expresidente se negociará en nuevo acuerdo de investidura con el PP.

Ciudadanos se ha mostrado satisfecho con la dimisión del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, y ha dicho que negociará con el PP un nuevo pacto de investidura en la región. El secretario general del partido, José Manuel Villegas, ha explicado que uno de los puntos que se abordará en la negociación que se abre ahora es la permanencia en el escaño de Sánchez. El expresidente ha renunciado al cargo pero no a su acta de diputado.

El actual acuerdo de investidura que firmaron PP y Ciudadanos, ahora roto, recoge la obligación de apartar a cualquier cargo público imputado por corrupción política. Según la literalidad del pacto, Pedro Antonio Sánchez debería no sólo dejar la presidencia sino también el escaño. En otras comunidades como Madrid, Ciudadanos ha forzado la dimisión de diputados autonómicos imputados.

El futuro de PAS

Villegas ha admitido que el nuevo acuerdo con el PP, si se recompone, tratará de aclarar, entre otras cosas, el punto relativo a las imputaciones por corrupción política. Y, más en concreto, el futuro de Sánchez como diputado en la Asamblea de Murcia. Las diferentes interpretaciones sobre si Sánchez tenía que dimitir en el momento de la citación como investigado o en la apertura de juicio oral detonaron esta crisis política que ha tardado 45 días en resolverse. El PP ya ha propuesto a Fernando López Miras, coordinador regional del partido, como candidato a la presidencia.

"El PP va a tener que poner un nombre y cuando lo ponga encima de la mesa nos sentaremos a hablar", ha dicho Villegas. "El acuerdo firmado puede servir de base. La voluntad es rehacer ese acuerdo y aclarar algunos puntos sobre los que ha habido interpretaciones diferentes". 

Villegas, que ha liderado la negociación en Murcia por parte de Ciudadanos, ha explicado que la dimisión de Sánchez llega tarde. El PP mantuvo su respaldo a su presidente autonómico hasta hace sólo unos días, cuando la moción de censura planteada por el PSOE, y que se iba a votar esta semana, empezó a tomar visos de salir adelante con el apoyo de Ciudadanos y Podemos para convocar elecciones después del verano.

El secretario general del partido naranja ha admitido que la decisión del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco de pedir la imputación de Sánchez por varios delitos relacionados con la trama Púnica complicó aún más la situación para el expresidente. El partido naranja ha asegurado que prometió "estabilidad y regeneración" a los murcianos y lo está cumpliendo.

Inmovilismo del PP

Villegas ha dicho que la crisis murciana no tiene por qué afectar a la relación con el PP a nivel nacional. Pero también ha explicado que los populares se muestran más inmovilistas cuando se trata de abordar temas relacionados con la corrupción.

"Cada vez que nos enfrentamos con la corrupción, el PP se resiste y hay que llevarlo un poco a la fuerza a las soluciones que él mismo había pactado", ha asegurado. "Se produjo también en la comisión sobre la presunta financiación irregular del PP y se ha producido en Murcia, donde estaba claro que Pedro Antonio Sánchez tenía que haber dejado la presidencia mucho antes", ha dicho.