El presidente de Murcia, entonces alcalde, y el arquitecto en la presentación de una pasarela.

El presidente de Murcia, entonces alcalde, y el arquitecto en la presentación de una pasarela.

Política Caso Auditorio

Las reuniones con el arquitecto que el presidente de Murcia olvidó ante el juez

Pedro Antonio Sánchez no recordó en su declaración varios encuentros con el arquitecto Lejárraga entre 2005 y 2007.

Daniel Montero Alejandro Requeijo

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, se reunió en varias ocasiones con el arquitecto Martín Lejárraga antes de que le fuera adjudicada la obra del auditorio de Puerto Lumbreras. Y acudió incluso al Palacio de San Esteban para explicar el proyecto al entonces presidente, Ramón Luis Varcálcel, a pesar de que ante el juez Sánchez negó en su declaración recordar estos encuentros

La prueba de estos encuentros, y de la relación continuada del actual presidente murciano con el arquitecto que finalmente realizó la obra investigada, se encuentra incluso en los anuarios municipales que guarda el Ayuntamiento de Puerto Lumbreras. Publicaciones donde aparece el entonces alcalde junto al arquitecto investigado al menos desde 2005. En una de las imágenes, ambos aparecen incluso señalando la Rambla de Nogalte, una de las ubicaciones que el consistorio barajó para emplazar el auditorio, aunque Sánchez también aseguró no recordar de este hecho.

Imagen de Pedro Antonio Sánchez con el arquitecto Lejárraga en 2005.

Imagen de Pedro Antonio Sánchez con el arquitecto Lejárraga en 2005.

Según fuentes conocedoras de la declaración, que se alargó durante cuatro horas y que ha puesto al político murciano en el foco por el pacto anticorrupción firmado entre el PP y Ciudadanos, Pedro Antonio Sánchez aseguró ante el juez que investiga el caso que su primer contacto con el arquitecto se produjo en 2003, en un acto cultural en el que Martín Lejárraga le propuso  construir un gran centro cultural en el municipio, de 14.874 habitantes. "Dijo que tenía varias ideas y le dijimos que las mandara al Ayuntamiento", aseguró Sánchez sobre el encuentro. 

A partir de ahí, el juez insistió en conocer las reuniones y vinculación entre el consistorio municipal y el arquitecto, que resultó finalmente adjudicatario de la obra en enero de 2008 y sobre el que el juez ha puesto la sospecha de que consiguió el contrato a dedo. Fue en ese momento cuando la declaración del actual presidente murciano se volvió más difusa. Pero basta consultar el anuario municipal de 2005 para encontrar una imagen del alcalde con el arquitecto. Debajo, el consistorio anuncia: "Puerto Lumbreras contará con un teatro multiusos y polivalente. Un edificio contemporáneo rodeado de amplias zonas verdes y espacios abiertos para acoger cualquier tipo de evento socio-cultural".

Sobre la foto, el Ayuntamiento anuncia el "encargo del primer teatro local". El problema para Pero Antonio Sánchez es que la primera adjudicación sobre la redacción del proyecto, su redacción, no se formalizó hasta comienzos de 2006.

Pedro Antonio Sánchez se reune con Ramón Luis Valcárcel para presentarle el proyecto.

Pedro Antonio Sánchez se reune con Ramón Luis Valcárcel para presentarle el proyecto.

"No redacto todo lo que firmo"

En la investigación del caso Auditorio, el juez trata de determinar si la adjudicación de la obra se hizo de forma arbitraria y porqué se abonaron hasta seis millones de euros por una obra que, a día de hoy, permanece inacabada. Un año después de la anterior foto, el anuario municipal recoge un nuevo encuentro entre alcalde y arquitecto. Esta vez en julio de 2006, cuando ambos presentan públicamente a la prensa el proyecto de Los Muelles del Puerto, una pasarela contratada con Martín Lejárraga para salvar una rambla de agua que cruza el municipio.

En noviembre de 2006, las cámaras captaron de nuevo a Pedro Antonio Sánchez con el arquitecto, y esta vez junto al entonces presidente autonómico, Ramón Luis Valcárcel. El entonces alcalde de Puerto Lumbreras, Sánchez, acudió junto al arquitecto a presentar el proyecto del "primer teatro auditorio para el municipio" lumbrerense. La noticia integrada en el anuario estipula incluso que el presupuesto para la obra sería de seis millones de euros. Los mismos seis millones que llegaron desde la Unión Europea y que, al contrario de lo que dice el presupuesto, no fueron suficientes para dejar los edificios mínimamente operativos. 

Por último, el anuario de mayo de 2007 refleja de nuevo la presencia del arquitecto junto al "Equipo de Gobierno" liderado por Pedro Antonio Sánchez. El encuentro fue esta vez más que evidente, ya que se trataba de la presentación de la citada pasarela, a la que acudieron además cargos de la Consejería de Obras públicas del Gobierno murciano. 

En su declaración, el exalcalde de Puerto Lumbreras declinó la responsabilidad sobre la obra, los presupuestos y los pagos a la empresa concesionaria en los técnicos municipales. Incluso derivó en ellos la responsabilidad de documentos donde aparece plasmada su propia firma. "Yo no redacto todo lo que firmo", aseguró el actual presidente de Murcia para explicar por qué su rúbrica aparece en un documento que citaba a Lejárraga como responsable del proyecto cuando todavía no había sido licitado.