El rey Felipe VI junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, este domingo.

El rey Felipe VI junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, este domingo. Marta Pérez Efe

Política Sondeo El Español/SocioMétrica

Uno de cada tres españoles pide al rey una postura más enérgica contra el independentismo

El rey coincidirá en dos actos con Carles Puigdemont en su primera visita del año a Cataluña.

Noticias relacionadas

La sociedad española está dividida en torno al rol que debe jugar la Corona en el desafío separatista catalán. Uno de cada tres españoles cree que el rey tiene que adoptar una postura más enérgica e implicarse personalmente para desactivar el proceso independentista en Cataluña, según recoge el sondeo EL ESPAÑOL/SocioMétrica. Otro 32%, sin embargo, pide a Felipe VI que mantenga el mismo perfil que hasta ahora.

Felipe VI ha aterrizado precisamente este domingo en Barcelona en un ambiente político enrarecido, tanto por el proceso judicial por el 9-N -Francesc Homs declarará este lunes ante el Supremo-, como por la supuesta negociación secreta entre el Gobierno y la Generalitat. Además, el rey realiza su primera visita del año a Barcelona con el nuevo referéndum, previsto para el otoño, ya suspendido por el Tribunal Constitucional.

¿Debería hacer algo el rey?

Los españoles están divididos ante el papel de la Corona en el desafío independentista catalán. Si el 32,3% piensa que el rey debe implicarse personalmente y adoptar una postura más enérgica para frenarlo, exactamente otro 32,3% cree que el monarca debe mantener la línea actual. Es decir, poner en valor la unidad de España en sus intervenciones. Otro 26%, según el sondeo, piensa que el rey debe estar al margen y dejar actuar al Gobierno. Un 9,5% de los encuestados no sabe o no contesta.

Los votantes de PP y Ciudadanos son los que demandan una mayor implicación de Felipe VI en Cataluña. El 47,1% de los simpatizantes del PP y el 46,3% de los de Ciudadanos piden ese discurso más claro contra el independentismo. En la izquierda, el 45% de los votantes de Unidos Podemos prefiere que la Corona se quede al margen del conflicto y deje la solución en manos del Gobierno, mientras que el 40,3% de los votantes del PSOE apuesta por reforzar la línea de actuación vigente: pequeñas intervenciones apelando a la unidad de España.

Junto a Puigdemont

Felipe VI presidió este domingo la cena de gala de la inauguración del Mobile World Congress, pero tiene previstas reuniones a lo largo del lunes con la patronal catalana Fomento del Trabajo y el consorcio de la Zona Franca. Durante su visita, el monarca coincidirá en dos actos con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Ya lo hizo en la cena de este domingo.

En su discurso, Felipe VI evitó las referencias políticas y se felicitó por la “colaboración leal y generosa” entre administraciones que permite organizar eventos como el Mobile World Congress. Entre las autoridades también estaba la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

La última vez que el rey visitó Cataluña fue en la entrega de unos premios de Fomento del Trabajo en noviembre del año pasado. Puigdemont dijo entonces ante Felipe VI que el Estado había “negligido en sus obligaciones con Cataluña”. El rey, que también intervino en aquel acto para cerrarlo, hizo un discurso exclusivamente económico y sin alusiones al conflicto separatista.

Rajoy parará el referéndum

El viaje de Felipe a Barcelona coincide con el arranque del juicio a Francesc Homs por el 9N en el Tribunal Supremo. Al mismo tiempo, la reunión que Mariano Rajoy y Puigdemont mantuvieron en el Palacio de la Moncloa el 11 de enero, y que trascendió la semana pasada, ha evidenciado que hay puentes de diálogo al más alto nivel. Las posturas están todavía lejos de encontrarse en un punto intermedio. El Gobierno dice que no piensa tolerar el referéndum y en su nueva estrategia ha optado por responder “con proporcionalidad” a los desafíos que va planteando la Generalitat.

La presión judicial con los procesos abiertos contra Artur Mas, Homs y la Mesa del Parlament puede forzar a la Generalitat a adelantar el referéndum. Al mismo tiempo, el PP ha permitido con su voto la entrada de ERC y y PDeCat a la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso.

Según la encuesta, el 63,6% de los españoles cree que Rajoy impedirá el referéndum, tal y como se ha comprometido a hacer incluso con medidas coercitivas si es necesario. Casi el 20% piensa que lo tolerará y un 16,5% no sabe o no contesta.