Albert Rivera, en su primera intervención en el teatro de Coslada.

Albert Rivera, en su primera intervención en el teatro de Coslada. Ciudadanos

Política Ciudadanos

Rivera abre el Congreso presumiendo de unidad frente a la batalla de Podemos

El sector socialdemócrata recoge firmas para intentar que la votación del "ideario" sea secreta.

Americana, vaqueros y zapatillas. Albert Rivera y su nueva ejecutiva han llegado en bloque al Nuevo Teatro de Coslada. A las puertas del anfiteatro que acoge este fin de semana el congreso refundacional del partido, ha prologado su discurso a los compromisarios presumiendo de unidad mientras "otros se pelean".

Ha definido Ciudadanos como un partido "fuerte y unido", mirándose en el espejo de Podemos, a punto de resquebrajarse por las luchas entre pablistas y errejonistas. La gran asamblea morada, Vistalegre 2, se celebrará el fin de semana que viene y, antes de empezar, ya ha dejado damnificados por el camino, como Carolina Bescansa.

Rivera: "Más fuertes, más unidos y un partido democrático"

Rodeado de micrófonos, el presidente de Ciudadanos, reelegido el último mes, ha aprovechado la ausencia de pugnas por el poder para sacar lustre a la formación naranja, oasis en calma si, además de Podemos, se coloca enfrente al PSOE. Pedro Sánchez ha lanzado su órdago para volver a la secretaría general y también se espera la candidatura de Susana Díaz. Tres en total teniendo en cuenta que el primero en dar el paso fue Patxi López, expresidente del Congreso.

En ese "sólo un minuto que nos están esperando" -Rivera ha llegado tarde a Coslada- también ha habido un golpe entre líneas al Partido Popular, que celebrará su Congreso en siete días, coincidiendo con el de Podemos. "Algunos no permiten primarias, pero nosotros sí", ha dicho. También ha dejado caer: "Nosotros limpiamos la corrupción".

Rivera ha terminado su primera intervención de la mañana con unas palabras de futuro: "De este Congreso saldremos más unidos, preparados para gobernar España".

¿Liberalismo o socialdemocracia?

El principal escollo que debe salvar Rivera este sábado es el debate que enfrentará a "liberales" y "socialdemócratas" en la ponencia de "Valores", donde intervendrá personalmente para promocionar y convencer a los compromisarios de ese giro al centro-derecha de la formación.

"Sólo soy un compromisario más", se ha reído Rivera mientras mostraba ante las cámaras su acreditación para el apartado de "Valores".

Las votaciones previstas se realizarán mediante cartulinas verdes y rojas. El sector socialdemócrata, según ha podido saber EL ESPAÑOL, ya está recogiendo firmas para tornar secreto el sufragio y así no quedar señalados.

"Necesitamos 40 firmas", decía minutos antes de comenzar el Congreso un miembro de esta corriente que evita definirse como "crítica".

"Parece que llevamos 30 años"

Ya dentro, ante un auditorio hasta la bandera, Rivera ha aplaudido la trayectoria de Ciudadanos, que empezó con el manifiesto de los intelectuales en la tertulia del Taxidermista en 2005.

"Ha sido tan intenso que parece que llevamos 30 años", ha bromeado Rivera en el escenario. "De aquí saldremos más fuertes", ha reiterado, tal y como había hecho a la entrada.

El presidente de Ciudadanos asegura haber "abierto las puertas al talento". "Hoy ponemos rumbo a 2019, saldremos fortalecidos para gobernar Ayuntamientos y Comunidades". Y ha enfatizado aquello del "punto de partida", el congreso como primer peldaño de una escalera que les lleve a "gobernar España".