Una de las antiguas sedes de Patio Maravillas.

Una de las antiguas sedes de Patio Maravillas. Efe

Política Madrid

El Patio Maravillas fuerza a Carmena a retrasar la aprobación de un plan urbanístico

El Gobierno municipal ha retirado del pleno este punto tras la presión del colectivo okupa.

Noticias relacionadas

El Patio Maravillas ha vuelto a arremeter contra el Gobierno de Manuela Carmena. Esta vez, con éxito. El Ejecutivo municipal pretendía aprobar en el pleno de este martes un plan urbanístico para permitir a una inmobiliaria el uso de un inmueble que compró al Consistorio con Ana Botella como alcaldesa. El edificio, en el número 9 de la calle Divino Pastor, fue una de las sedes del colectivo okupa y de ahí su malestar.

Cuando Patio Maravillas conoció que Carmena llevaría al pleno la aprobación de este plan -que allanaría el camino a la inmobiliaria- emitió un ataque al Ayuntamiento capitalino en forma de comunicado. Horas después, el delegado de Urbanismo borraba del orden del día este punto y el colectivo okupa celebraba en Twitter: "Primera victoria".

En su ataque a Carmena, Patio Maravillas la acusa de dejarse guiar por "la especulación y el lucro" y de no distanciar su política urbanística de la del Partido Popular. También achacan a la alcaldesa no hacer nada por frenar la "turistificación del centro de la ciudad".

Este no es el primer desencuentro entre el Gobierno municipal y el colectivo, que esperaba ver colmadas sus aspiraciones con la llegada de varios de sus simpatizantes a la alcaldía. De momento, Patio Maravillas no cuenta ningún local cedido por el Ayuntamiento.

"Son motivos técnicos"

José Manuel Calvo, delegado de Urbanismo, adujo "motivos técnicos" al explicar en el pleno la retirada del plan urbanístico del orden del día, lo que conllevó la indignación tanto del PP como del PSOE, su socio para casi todo.

"Si quiere me pongo una peluca y me hago la boba. Díganos la verdad", reiteró la concejal socialista, Mercedes González. Desde el PP tacharon de "ridículo" que el Gobierno de Carmena no reconociera haber claudicado ante la presión del colectivo okupa, del que varios de sus ediles forman parte.

Un inmueble de 2.000 metros cuadrados

Calvo negó rotundamente la influencia del Patio Maravillas en su decisión, insistió en que se trata de "problemas técnicos" y que el punto se aprobará en el pleno del mes que viene. Una explicación que no convence a la oposición.

El inmueble de Divino Pastor tiene 2.001 metros cuadrados. Era de titular municipal hasta que fue vendido por el Gobierno de Ana Botella. "Fue tras cuatro subastas públicas y por un precio inferior al del mercado", critica el Patio Maravillas, que acusa a Ana Botella de haber vendido el edificio para paliar la sangría de las arcas públicas fruto de la crisis.