Política Guerra interna en el PSOE

Susana Díaz, contra Podemos: "No queremos ser revolucionarios sin revoluciones"

La presidenta andaluza defiende el "ADN reformista" y la esencia del PSOE: "No somos excomunistas, somos socialistas".

Noticias relacionadas

Todavía no ha anunciado de forma oficial su intención de liderar el PSOE, pero la campaña de Susana Díaz muestra a las claras su intención de reconstruir el partido. Habla de tradición y de historia, reivindica a Felipe González y a José Luis Rodríguez Zapatero, y carga contra Podemos en su pugna por liderar la izquierda: "No basta con indignarse", ha advertido en la localidad leonesa de Camponaraya. "No queremos ser revolucionarios sin revoluciones". Referencias claras al partido de Pablo Iglesias.

El discurso de Susana Díaz, un día después de que presentase sus credenciales en Palencia, ha buscado marcar distancia con Podemos: "Esa es la diferencia entre ellos y nosotros. La indignación y la rebeldía están en el ADN del PSOE, pero no basta con indignarse". Y para dejar clara la genealogía de unos y de otros ha advertido: "No somos excomunistas, somos socialistas".

Tomás Serrano

"Es muy importante que les digamos a los ciudadanos que queremos ser reformistas con reformas, que sabemos lo que hay que hacer", ha insistido Díaz. En su opinión, el PSOE ha optado por "desbloquear las instituciones, que haya un Gobierno y un Congreso", en contraposición a aquellos -apelando de nuevo a Podemos- que han optado por otras opciones.

"Queremos ganar las elecciones"

Las disputas que han llevado al PSOE a su guerra interna han abierto una brecha con su militancia. Por eso ha recalcado: "La gente nos quiere ver unidos, necesitamos unidad". No ha aclarado su situación respecto a las primarias en las que el partido elegirá su nuevo secretario general y tampoco ha hecho referencia a Patxi López ni a Pedro Sánchez

Pero el discurso de Díaz está cargado de intenciones electorales. No se centra en quienes pueden disputarle el liderazgo en el seno del PSOE, sino en los rivales políticos de la formación: "¿Quién ha dicho que vamos a competir con unos o que vamos a ser la muleta de otros?". 

Y para alcanzar este punto, ha incidido la presidenta andaluza, el PSOE debe antes sacudirse la presión electoral de competir con Podemos: "No queremos caer en el complejo de ser los primeros de la izquierda, queremos ser los que ganemos las elecciones".