Rivera se hace un selfie con una simpatizante en Valencia.

Rivera se hace un selfie con una simpatizante en Valencia. Kai Foersterling Efe

Política Nueva estrategia de Rivera

Ciudadanos renuncia a la socialdemocracia para disputar el centro derecha al PP

El partido defiende un Estado de las autonomías renovado pero sin concesiones al separatismo. Los nuevos Estatutos contemplan la expulsión de las voces discrepantes con la dirección.

Ciudadanos ha eliminado de su ideario la influencia del “socialismo democrático” que aparecía en su fundación hace diez años. El nuevo documento de estrategia, que el Consejo General del partido debatirá este sábado, sitúa la ideología de Ciudadanos en el liberalismo progresista: “Nos definimos como un partido constitucionalista, liberal, demócrata y progresista”. La formación naranja defiende el “acceso equitativo a servicios esenciales como la educación, la sanidad, los servicios sociales, la seguridad y la justicia". Pero al mismo tiempo apuesta por la austeridad y el equilibrio presupuestario, el contrato único, la investigación académica integrada en la empresa y una cultura del esfuerzo y la rendición de cuentas en la escuela.

El ideario de Ciudadanos, que entra en fase de debate interno para su aprobación definitiva en la Asamblea General de febrero, es su documento estratégico más importante desde que el partido diera el salto nacional en las europeas de 2014. Ciudadanos mueve definitivamente su centro de gravedad de Barcelona a Madrid con la intención, dice el borrador, de convertirse en alternativa de gobierno. El partido también ha revelado su propuesta de nuevos estatutos. El código disciplinario es muy duro y contempla la expulsión de afiliados discrepantes con la línea que marca la dirección.

Albert Rivera va a disputar el centro derecha al PP con las armas de un partido que enmarca sus políticas en la “tradición constitucional nacida de la Ilustración, la Constitución norteamericana y la Revolución Francesa”: “Nuestro carácter ilustrado bebe directamente del liberalismo que estableció en las Cortes de Cádiz el concepto de Nación como la reunión del conjunto de españoles”. Y para ello ha introducido modificaciones significativas en su propuesta de país y en su funcionamiento interno.

1. Nación y Estado de las autonomías

Ciudadanos defiende el actual Estado de las autonomías con un desarrollo más armonizado en una reforma de la Constitución, que en todo caso garantice la igualdad de los españoles. El ideario renueva su compromiso de situar al ciudadano, y “no a los territorios o los sentimientos identitarios”, como sujeto de la política.

“En todos los ámbitos institucionales nuestra política sigue basándose en dos sencillas reglas: el sujeto de la política es el ciudadano, no los territorios o los sentimientos identitarios; y los poderes públicos deben garantizar y salvaguardar la libertad y la igualdad en todo el territorio nacional, asegurando que España siga siendo el estado democrático, social y de derecho”, asegura.

Ciudadanos defiende una nueva ley de financiación para las comunidades autónomas “más transparente y equitativa, que garantice la financiación suficiente para los servicios públicos, así como unas infraestructuras modernas y eficaces que ayuden a conectar mejor nuestras mercaderías, industrias y empresas con el conjunto de España y hacia Europa”.

2. Con Diputaciones y Senado

El partido renuncia, o al menos no menciona expresamente en el documento, la supresión del Senado y las Diputaciones provinciales que defendió en las dos últimas campañas electorales. ”Impulsaremos una reforma ambiciosa y valiente donde se eliminen duplicidades para que las administraciones sean más eficientes, más profesionalizadas y presten mejores servicios ahorrando costes a los ciudadanos”, dice el texto.

3. Defensa del castellano

A pesar de algunas voces críticas que acusan a Ciudadanos de haber bajado el tono en sus críticas al nacionalismo, el nuevo ideario del partido se mantiene firme en su defensa de la libertad lingüística.

Inés Arrimadas, durante una entrevista en Varsovia.

Inés Arrimadas, durante una entrevista en Varsovia. Pedro Ruiz - Ciudadanos

“La defensa de los derechos y la libertad lingüística siguen siendo absolutamente necesarios, teniendo en cuenta que los gobiernos separatistas en los ámbitos autonómico y local utilizan la política lingüística y el uso preferente y, frecuentemente, exclusivo del catalán como el principal elemento de su 'construcción nacional'. Por tanto, sigue siendo un objetivo esencial conseguir el bilingüismo institucional efectivo en el ámbito público y la defensa de la libertad lingüística en la esfera privada y entre particulares, manteniendo nuestro apoyo político y social a quienes ven conculcados sus derechos individuales y ven con impotencia que se incumplen las sentencias judiciales que se los han reconocido”, dice.

4. Educación, investigación y empresa

Es uno de los puntos más destacados del documento. Ciudadanos pide integrar la investigación académica en la empresa para mejorar la competitividad de la economía. Además considera que la escuela debe ser capaz de detectar el talento y las capacidades de los alumnos para orientar su formación. El partido defiende una cultura del esfuerzo y la rendición de cuentas del estudiante, además del respeto debido a la figura del profesor.

“Apostamos por la equidad y la igualdad de oportunidades, pero también por un mayor desarrollo del talento y de las capacidades propias de cada estudiante”, dice el documento. “España debe aspirar a tener los mejores docentes, y los profesores deben sentir que la sociedad respeta y reconoce su esfuerzo en la tarea de formar a las generaciones futuras”.

5. Contrato único y austeridad

Ciudadanos defiende un modelo productivo alejado del ladrillo. Y en el ámbito laboral se reafirma en el contrato único y el complemento salarial garantizado para luchar contra la precariedad. El partido también se compromete con la austeridad y el equilibrio presupuestario para tener instituciones sostenibles y saneadas financieramente. Ciudadanos reconoce que Sanidad y Educación serán siempre partidas presupuestarias prioritarias.

Luis Garicano y Albert Rivera.

Luis Garicano y Albert Rivera.

“Nuestro objetivo ayudar a aquellos que han quedado atrás en estos años tan duros: los desempleados, los jóvenes, los autónomos y las pequeñas empresas, las familias, los trabajadores y, en general, los ciudadanos que han cargado con todo el peso de la crisis económica”, dice. “Pero debemos poner los cimientos de un crecimiento sostenible, de largo plazo, que permita que la economía española pueda competir en la economía global”.

6. Regeneración democrática

Ciudadanos defiende la transparencia y la regeneración democrática como dos claves para recuperar la confianza y frenar el avance del nacionalismo y los populismos. El partido apuesta por una reforma de la ley de partidos que implante las primarias obligatorias. Y en el ámbito de la justicia se compromete a impulsar nuevos sistemas de elección del cuerpo judicial. Ciudadanos quiere más “meritocracia” y menos dedadazos en la Administración.

“Nuestras reformas en materia de transparencia y lucha contra la corrupción tienen como objetivo regenerar las instituciones utilizando mecanismos en desuso e implantando nuevas formas de control”, dice. “Nuestro objetivo es instaurar el buen gobierno, la transparencia, la rendición de cuentas y la responsabilidad para acabar con la patrimonialización de lo público, la corrupción y el despilfarro”.

7. Gobiernos de coalición

Ciudadanos abre la puerta a entrar en gobiernos de coalición en las comunidades autónomas a partir de las elecciones del 2019. Hasta ahora, la formación de Rivera ha optado por pactos de gobierno o investidura, pero siempre desde la oposición: “El trabajo de consolidación donde ya tenemos representación y de crecimiento donde no la tenemos, debe llevarnos a poder participar en gobiernos autonómicos”.

8. Partido descentralizado, pero controlado desde Madrid

Además de la estrategia, Ciudadanos también ha presentado un borrador de nuevos estatutos que contempla la descentralización del partido en comités territoriales, provinciales y autonómicos. Sin embargo, el control político de la dirección nacional será prácticamente total. Los Comités Autonómicos serán los órganos de dirección en cada comunidad y tendrán iniciativa política, pero el Comité Ejecutivo nacional tendrá la facultad de nombrar al portavoz del Comité y hasta cinco de sus miembros.

9. Las expulsiones: discrepancias y corrupción

El nuevo código disciplinario del partido es muy duro. La ponencia contempla como una de las causas de pérdida de la condición de afiliado “la manifestación pública de discrepancia grave con la ideología, principios o fines del partido” realizadas por ejemplo a través de un medio de comunicación. Es posible que esta circunstancia sea muy criticada por voces discrepantes con la actual dirección como Carolina Punset o la plataforma TranC'sparencia.

El código también es implacable con los casos de corrupción. Los representantes institucionales y cargos del partido deberán poner su cargo a disposición de la dirección o en su caso entregar el acta si son acusados por la Fiscalía o imputados (aún sin acusación formal) por prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos y cualquier otro delito comprendido en el título XIX del Código Penal.

10. Limitación de mandatos y primarias

Ciudadanos sólo limita a dos mandatos la labor de un cargo público “con responsabilidad de Gobierno”. El límite puede elevarse a cuatro legislaturas si la tarea se desarrolla en Administraciones diferentes. La medida no afecta a diputados rasos ni tampoco a la figura del presidente del partido.

En cuanto a las primarias, Ciudadanos obligará a someterse a procesos de primarias al candidato a presidente del Gobierno de España, los candidatos a presidentes de los gobiernos autonómicos, los candidatos a las alcaldías de las capitales de provincia, candidatos a las alcaldías de las ciudades de más de 250.000 habitantes y los cabezas de lista de listas de las circunscripciones electorales de más de 250.000 habitantes en las elecciones generales.

Reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos.

Reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos. Efe