La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio felicita a Isabel Díaz Ayuso.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio felicita a Isabel Díaz Ayuso. Efe

Madrid

Ayuso se abre a "revisar" las leyes LGTBI y a "mejorar" Telemadrid tras la petición de Vox

El Gobierno de Madrid se pronuncia acerca de las dos líneas rojas que marcó Vox para la legislatura: derogar las leyes LGTBI y cerrar Telemadrid.

21 junio, 2021 16:44

Noticias relacionadas

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se abre a modificar las leyes LGTBI aprobadas durante el mandato de Cristina Cifuentes, una de las exigencias que puso Vox encima de la mesa durante la sesión de investidura de la nueva presidenta madrileña, ya que opina que contienen artículos que podrían ser "revisables". Asimismo, el Gobierno regional también aboga por corregir la ley que regula Telemadrid.

Así se ha pronunciado el portavoz del Gobierno madrileño, Enrique Ossorio, acerca de dos líneas rojas que ha marcado Vox para la legislatura (derogar las leyes LGTBI y cerrar Telemadrid), en rueda de prensa, tras el primer Consejo de Gobierno en la Real Casa de Correos.

Según Ossorio, la redacción de las leyes LGTBI "no es la más apropiada", puesto que se incluyeron en ellas las enmiendas de los grupos parlamentarios de la oposición en comisión y que "podrían ser revisables".

Ossorio ha explicado que en 2015 él participó como portavoz del PP en la Asamblea de Madrid en la defensa de estas leyes -la Ley de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual y la Ley de Transexualidad-, con las que, ha dicho, coincide "total y absolutamente" y cree que se han aplicado "con sentido común" en la región.

Pero, en su opinión, ciertos de sus contenidos pueden ser "revisables", ya que "muchos de los artículos de esa ley no son realmente artículos, son declaraciones que no tiene contenido legislativo".

Durante el debate de investidura, Vox volvió a exigir a Ayuso que derogue las leyes LGTBI que se aprobaron, según su portavoz, Rocío Monasterio, "a espaldas de los madrileños" y con el único propósito de "contentar" a los "lobbies ideológicos" de la izquierda.

Telemadrid

Vox también reclamó a Ayuso que cierre del canal autonómico Telemadrid porque, a su juicio, "no es un servicio público" sino "un pozo sin fondo", y precisamente este lunes el grupo del PP en la Asamblea de Madrid ha registrado una proposición de ley para modificar la norma que regula Radio Televisión Madrid desde el año 2015.

El portavoz del Ejecutivo ha recordado que esta empresa pública debe trabajar "con transparencia" y "con eficacia" desde el punto de vista económico. Por ello, ha indicado que tendrán que estar atentos al funcionamiento de Telemadrid para "mejorarlo e impulsarlo".

Respecto a la iniciativa de reforma de la normativa que regula el ente presentada por el PP en la Asamblea, ha trasladado que el Gobierno está "totalmente" de acuerdo con ella.

Según ha expuesto, la ley de 2015 tenía como objetivo "garantizar la pluralidad y la independencia" pero también la de asegurar una gestión "eficiente, austera y transparente" pero seis años después han visto "serias disfuncionalidades y serias rigideces en los procedimientos".

"El objetivo es mediante mecanismos de corrección democrática legítimos y soberanos evitar que minorías parlamentarias puedan impedir la renovación de estos órganos, que es lo que está sucediendo actualmente. En estos momentos en el Consejo de Administración de Radio Televisión Madrid no están representados dos tercios de los componentes de la Asamblea. No están PP, Vox ni Más Madrid", ha explicado.

Ossorio ha detallado que la reforma que se plantea es una diferencia temporal entre el mandato del director general, que pasaría a ser de cuatro años, y del Consejo de Administración, que sería de seis años. Además, se modifica el modo de elección del Consejo de Administración reservándose a los grupos parlamentarios de la Asamblea.

Además, ha hecho hincapié en que en los últimos años en una empresa pública que cuenta con 74 millones ha habido "deficiencias". Como ejemplo ha puesto el ajuste presupuestario del año 2019 que "no es correcto ni se presentó en plazo" como tampoco el contrato programa para los años 2021-2023.

"Pretendemos garantizando totalmente la independencia, la neutralidad y la objetividad de la televisión pública madrileña que nadie se adueñe de ella ni que esté al servicio del poder. Nada más lejos de la realidad pero sí queremos que siga perteneciendo al conjunto de los madrileño", ha declarado.