Barajas, el gran temor de Ayuso por la avalancha de viajeros: quiere darles pautas por el móvil

Barajas, el gran temor de Ayuso por la avalancha de viajeros: quiere darles pautas por el móvil

Madrid NUEVA NORMALIDAD

Madrid entra en la 'nueva normalidad' culpando al Gobierno del "coladero" sin resolver de Barajas

Ayuso aplicará en la región madrileña las mayores restricciones en los aforos de todo el territorio nacional. 

20 junio, 2020 03:19

Noticias relacionadas

El estado de alarma decae a medianoche del sábado al domingo y las comunidades autónomas se preparan, cada una a su manera, para recuperar las competencias cedidas al Gobierno central el 14 de marzo. Los líderes regionales han publicado sendas órdenes en sus respectivos boletines oficiales autonómicos para regular la nueva normalidad en la vida diaria de los ciudadanos. Ahora es más importante que nunca extremar al máximo las precauciones para evitar un posible rebrote que obligaría a otro confinamiento. 

Madrid sigue apuntando hacia el aeropuerto de Barajas como la posible puerta de entrada del Covid si el Gobierno no presenta cuanto antes un plan específico y planificado para detectar a los viajeros que importan el virus, muchos sin ni siquiera saberlo. "Si no hacemos nada con el principal coladero del virus tenemos muchas papeletas en la rifa que cuando reabra vuelva a ser el principal coladero", subrayó el vicepresidente Ignacio Aguado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno extraordinario que aprobó la orden que regulará la nueva normalidad.

Además, el líder de Cs en Madrid volvió a pedir una respuesta firme a Moncloa ante un futuro rebrote. "El lunes será tarde", aventuró. "No hace falta ser Albert Einstein para saber que, con inacción, habrá muchas papeletas para ser el principal coladero" de entrada de coronavirus, insistió. Madrid quiere que los viajeros que visiten España cumplan ciertas obligaciones preventivas, como hacerse una prueba PCR en sus países de origen.

Si el Gobierno sigue sin atender las peticiones del Gobierno madrileño, el equipo de Ayuso tiene decidido tomar medidas en el ámbito de su competencia para "no perder el control" y evitar que la región sufra rebrotes importados. Madrid ha sido la autonomía con más casos de Covid-19 diagnosticados, ya acumula 71.007 personas contagiadas. Por ello, es la comunidad que aplicará las mayores restricciones en los aforos de todo el territorio nacional. 

La vacuna

Aguado ha avisado de que se volverá a la normalidad sin prisa pero sin pausa. Las restricciones se irán suavizando en función de la evolución de la pandemia y se levantarán definitivamente cuando el Gobierno central desactive la alerta sanitaria. Para Moncloa, el fin de la alarma llegará el día que haya una vacuna efectiva.

El gabinete de Ayuso ha decidido limitar al 60% los aforos de los establecimientos hasta el 6 de julio, cuando se permitirá elevarlo hasta el 75%. Otra de las grandes novedades del decreto madrileño es la reapertura de los parques infantiles (con cuatro metros por cada niño) y el aforo de las piscinas se eleva del 30% al 50% con una distancia de metro y medio entre personas. El baño en ríos y pantanos sigue prohibido. 

En Cataluña, la segunda región con más contagios (60.450), el decreto del Govern no fija un límite de aforo en espacios públicos y solo indica que, como "norma general", se tendrá que garantizar el metro y medio de distancia y usar obligatoriamente las mascarillas. La norma únicamente advierte de que habrá planes sectoriales todavía sin elaborar que recogerá más medidas. 

Discotecas

En Castilla y León, la tercera autonomía en el ránking de más contagiados con 19.466 casos positivos, se permitirá a partir del domingo un aforo máximo en establecimientos del 75% y se abrirán discotecas, con un tercio de capacidad. En Madrid seguirán cerradas. En Castilla-la Mancha, con 17.894 personas afectadas, se permitirán desde el domingo aforos del 75% en espacios interiores y ocupar el 100% de las terrazas, donde podrán reunirse grupos de hasta veinticinco personas.

Ante la inminente apertura de fronteras, el Gobierno central insiste en cuál es la única manera que a día de hoy existe para detener la propagación del virus: usar la mascarilla y mantener el metro y medio de distancia.