La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una entrevista con EL ESPAÑOL.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una entrevista con EL ESPAÑOL. Carmen Suárez.

Madrid CORONAVIRUS

La política de Ayuso de "confrontación y meme" divide al PP

Voces internas consideran que las polémicas y los desplantes que hace al Gobierno "transmiten una imagen muy dañina que perjudica a todos".

12 mayo, 2020 02:21

Noticias relacionadas

El coronavirus ha colocado a Madrid en el epicentro de la crisis sanitaria... y política. Las continuas y polémicas declaraciones de Isabel Díaz Ayuso y su postura radicalmente frentista hacia el Ejecutivo central han empezado a dividir al Partido Popular, donde cada vez hay más voces que, siempre en privado, se alejan del camino que ha tomado la presidenta madrileña en la gestión de esta crisis. 

Ayuso cuenta con un punto a su favor: el respaldo inquebrantable del presidente del PP, Pablo Casado, que ha dicho públicamente que si él fuera el presidente del Gobierno hubiera gestionado esta crisis como la presidenta de Madrid, a quien elogia cada vez que tiene oportunidad: "Es muy buena gestora en tiempos recios", ha resaltado.

Este lunes era el expresidente José María Aznar quien la arroparla públicamente: "Te envidio porque los hijos de Chávez te insultan todos los días. Una labor muy importante estarás haciendo y unas muy altas cualidades tienes que estar representando para merecer tanta atención por aquellos que se dedican a sembrar el odio". 

Los cuadros internos del PP que se revuelven ante las polémicas que protagoniza Ayuso critican que se haya convertido en "carne de meme" y en un "flanco muy fácil" para la izquierda. "No puede ser que de una entrevista lo único que se quede la gente es con si la foto es o no apropiada y nadie lea qué estás haciendo para hacer frente a la crisis", reflexiona un dirigente regional sobre la polémica portada del domingo de El Mundo.

Polémicas

La última polémica la protagonizó apenas unas horas después de esa portada, en la que aparecía de luto y con expresión compungida. En una entrevista en Onda Cero dijo que el virus se llama Covid-19 por "coronavirus diciembre 19". La declaración se extendió tanto que ella misma tuvo que rectificar: "Hoy he dicho que el Covid-19 se ha expandido tanto porque el mundo reaccionó tarde, ya que nació en diciembre de 2019 y que la D pertenece a este mes. Es un error: la D es de disease. Pero sí, se actuó tarde". 

La crítica más generalizada entre este sector del PP son los desplantes de Ayuso en reuniones como las videoconferencias de presidentes de los domingos o su propio consejo de Gobierno, que tuvo que cancelarse porque tenía una visita a un hospital.

"No te puedes conectar tarde a una reunión con el presidente del Gobierno porque vas a Barajas a recibir un avión con material. O que te ausentes del Consejo donde se debate si debes pasar de fase o no por acudir a un minuto de silencio. Esto es muy serio y transmite una imagen muy dañina que perjudica a todo el partido", se quejan. 

Gestión

Estos populares que trabajan sin descanso para controlar la pandemia en sus respectivos territorios coinciden en que ningún gobierno está en condiciones para "presumir de gestión" en una crisis que nadie vio venir: "Mucho menos está para dar lecciones Madrid, la comunidad con más contagios y con más muertos, sin hablar del desastre de las residencias".

Los dirigentes que navegan en la dirección contraria a Ayuso tampoco terminan de entender la mala relación que la presidenta de Madrid mantiene con su vicepresidente, Ignacio Aguado, y cómo ni siquiera lo disimulan. "Hay más gobiernos de coalición PP-Cs y todos son leales y fieles al compromiso adquirido: forman parte de un único Gobierno. Es bochornoso verlos cómo se han convertido en la oposición más dura". 

El rechazo a apostar por un pacto por la reconstrucción de la región y rechazar la mano tendida de Ángel Gabilondo tampoco es visto con agrado entre el sector del PP más moderado. "Podremos criticar muchas cosas de Pedro Sánchez, pero precisamente el portavoz del PSOE en Madrid es una persona dialogante, disciplinada".