Vicent Marzà, 'conseller' de Educación del Gobierno valenciano. EE

Vicent Marzà, 'conseller' de Educación del Gobierno valenciano. EE

Comunidad Valenciana EDUCACIÓN

El Gobierno valenciano ha dado 300.000 € a la ONG que señala a los profesores que dan clase en castellano

Se trata de 15 ayudas concedidas desde 2016 por la Conselleria de Educación que dirige el nacionalista Vicent Marzà (Compromís).

27 octubre, 2021 18:48
Valencia

Noticias relacionadas

Un total de 311.195,11 euros. Este es el montante que suman las subvenciones concedidas por la Generalitat Valenciana desde 2016 a Plataforma per la Llengua, la autodenominada "ONG del catalán". Se trata de la organización que ababa de crear una web para que los alumnos de las universidades catalanas, valencianas y baleares puedan denunciar a profesores que utilizan el castellano y no el catalán en la facultad.

Así lo reveló este miércoles en el parlamento valenciano la portavoz del PP, María José Catalá. La formación, preguntada al respecto, desglosó que se trata de un total de 15 subvenciones, concedidas todas ellas por la Conselleria de Educación que dirige el nacionalista Vicent Marzà (Compromís).

El grueso de las subvenciones fueron concedidas para el fomento del valenciano, a excepción de dos destinadas a la organización de actividades culturales y artísticas. La mayor de todas las ayudas ascendió a 48.125,5 euros en una sola aportación realizada en 2017, según la documentación que proporciona el PP.

Como informó este periódico, la web la impulsa Plataforma per la Llengua en colaboración con la Federació Nacional d'Estudiants de Catalunya (FNEC) y el Sindicat Nacional dels Països Catalans (SEPC). Cuenta además con la colaboración de entidades independentistas como Asamblea Nacional Catalana o La Forja.

La iniciativa, denominada "La universitat, en català!", es "una nueva campaña para facilitar las denuncias por vulneraciones lingüísticas en la universidad y para sensibilizar los estudiantes de los derechos de los catalanohablantes en Cataluña, las Islas Baleares y el País Valenciano", según exponen sus propios impulsores.

"Ofrece a los alumnos una web para que hagan llegar las denuncias a través de un sencillo formulario que los pondrá en contacto con el servicio de quejas de la campaña y con el de su universidad", precisan en la propia página.

Denuncia asistida

El servicio "redirigirá los estudiantes a una dirección concreta de su universidad para asegurar que sigan el procedimiento establecido por cada institución". "Además, Plataforma per la Llengua se hará cargo del tratamiento de los datos para hacer un seguimiento de la evolución de las vulneraciones y analizar la situación global. Cada cuatrimestre, las organizaciones impulsoras publicarán un informe de los resultados", explicaron.

El mencionado formulario ofrece desplegables con todas y cada una de las universidades públicas de Cataluña, Comunidad Valenciana e Islas Baleares. También con los diferentes estudios que se cursan en cada una.

Solicita a los alumnos, que pueden omitir su verdadera identidad, que precisen "el tipo de queja" -si se trata del "cambio de lengua en una asignatura", una "falta de oferta lingüística" u "otras vulneraciones de derechos"-. Y les pide que precisen la asignatura concreta y el grupo al que pertenecen, con el objetivo de identificar al profesor concreto.

Plataforma per la Llengua subraya en la propia web que "la mayoría de las quejas responden a un incumplimiento del profesorado para seguir la lengua fijada en el plan docente de una asignatura, aunque también se detecta que hay muchos casos de poca oferta de asignaturas en catalán".