Policía Nacional

Policía Nacional

Malaga

Agrede sexualmente a su pareja y la quema con un cigarro y un tenedor escaldado en Vélez-Málaga

El agresor ya fue detenido en mayo por motivos similares y llegó a ingresar en prisión.

3 noviembre, 2020 16:16

Noticias relacionadas

La Policía Nacional ha detenido en Vélez-Málaga a un hombre de 34 años y nacionalidad marroquí por, supuestamente, agredir física y sexualmente a su mujer. Según las pesquisas, el arrestado habría practicado quemaduras a su pareja sentimental con un cigarro y un tenedor escaldado y la habría sometido también a prácticas sexuales vejatorias. El Juzgado de Instrucción número 4 de Vélez- Málaga ha decretado el ingreso en prisión provisional del detenido.

La mujer ya había sido víctima de violencia de género por parte de su pareja en ocasiones anteriores. De hecho, el ahora detenido ya pasó a disposición judicial en mayo de este año por hechos similares y llegó a ingresar en prisión. Sin embargo, fue la mujer quien no quiso continuar con el procedimiento judicial, paralizándose las actuaciones.

En esta ocasión, la agredida contactó con la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) informando de que, tras reanudar la convivencia con su agresor se hallaba refugiada en un establecimiento al haber escapado del domicilio familiar al ser sometida nuevamente a malos tratos. En su vivienda permanecía su bebé de solo unos meses junto al supuesto maltratador.

Agentes de la UFAM de la Comisaría de Vélez-Málaga acudieron al domicilio y accedieron al inmueble con la autorización de la víctima, quien facilitó la entrada. Allí dieron protección al menor, siendo entregado a su madre, y detuvieron al presunto agresor en relación con los hechos.

En esta nueva denuncia, la víctima refirió que su pareja sentimental le había infligido quemaduras por diferentes partes del cuerpo con un cigarro y un tenedor al que previamente había aplicado calor. Incluso la amenazó, según expuso, con marcarle la cara con estos utensilios. La perjudicada presentaba mordeduras y también erosiones provocadas con un arma blanca. Asimismo, el agresor habría sometido a su compañera a prácticas sexuales vejatorias contra su voluntad, como en otras ocasiones.