Carlos Alsina, director de 'Más de uno' en Onda Cero.

Carlos Alsina, director de 'Más de uno' en Onda Cero.

La tribuna

Carlos Alsina sobre la crisis del PP: "¿Tú con quién vas?"

Por su especial interés reproducimos el completo análisis del periodista Carlos Alsina sobre la crisis en el PP en su programa 'Más de uno', en Onda Cero.

18 febrero, 2022 09:59

El informe de los bomberos, o de los fontaneros, no sé, revela que tras el fuego de mortero que se produjo ayer hay daños estructurales que comprometen seriamente el edificio. O sea que, en una de estas, el PP se desploma. En lugar de vender Génova 13, la dinamitan.

El primer partido de la derecha amanece en estado de shock. Dirigentes, militantes, votantes más que perplejos, turulatos ante la voladura televisada de su organización política. Ha dicho Aznar que Ucrania está mejor que su partido porque allí no hay armamento nuclear. Se ve que en el PP, sí. Lo dice un experto en localización de armas de destrucción masiva.

Cómo no recordar esta mañana Los Inmortales, ¿no? La película. Se creían inmortales, pero sólo podía quedar uno. O una. A ver quien sale entero de este siniestro.

En la España de los bandos que obliga a todos a tomar partido todo el tiempo, la España del ¿tú con quién vas? -¿con Chanel o con Rigoberta, con Rociito o con Rocío, con Putin o con la OTAN?- hoy toca elegir entre Ayuso y Casado. No remolonee, mójese. ¿Con Casado o con Ayuso?

Opción primera: Isabel corrupta, bomba de relojería que han tratado de desactivar Casado y García Egea consagrados a velar por el buen nombre del partido y apuñalados de forma traicionera. Con lo que nosotros hemos hecho por ti, Isabel.

Opción segunda: Isabel mártir, víctima de los celos enfermizos de Casado, porque ella reina y él no cuaja, acosada, espiada, difamada, vendida. Con los votos que te he acarreado, Pablo.

Desatada la guerra de los Rose, el primero en causar baja -no será el último- ha sido Ángel Carromero, hasta la tarde de ayer coordinador del equipo del alcalde Almeida y peón de confianza de Teodoro.

A primera hora había declarado Almeida, lo escuchamos aquí, que Carromero le había negado que hubiera participado en nada relativo a una investigación sobre Ayuso o un intento de contratar detectives.

En el caso de que apareciera algo, se iba. Y resulta, alcalde, que Carromero se estaba yendo ocho horas después de que usted dijera esto. ¿Es que han aparecido indicios? ¿O es que le estuvo negando lo que terminó siendo cierto? Carromero, exagente secreto.

 Lo explosivo para la convivencia interna del partido es lo de contratar detectives para investigar a un compañero

Ayer contamos que, cara a la estabilidad interna del PP (y la continuidad del secretario general) lo explosivo de lo que empezó a saberse ayer no es que el gobierno de Ayuso contratara a una empresa que tenía como conseguidor de contratos al hermano de la presidenta -esto puede pasarle factura a ella, pero no es novedoso-, lo explosivo para la convivencia interna del partido es lo de contratar detectives para investigar a un compañero.

Como el señor Núñez Feijoo, que por la mañana, en este programa, ponía en duda la veracidad de la historia del detective, y por la tarde ponía el foco justo en esto: si alguien mandó investigar. De momento ha caído Carromero, que no parece creíble que se encargara trabajos a sí mismo.

Teodoro García Egea desmintió ayer esta parte de la historia precisamente, la de los detectives. La indagación que él y Casado realizaron sobre el hermano de Ayuso no fue externa sino del propio partido. Sin detectives.

Según Egea lo único que pasó es que a ellos les llegó la sospecha de que el hermano de Ayuso había cobrado una comisión ilícita y pusieron en marcha el procedimiento de buenas prácticas para velar por la limpieza del partido y sus dirigentes. Como se hace en todos los casos, dijo Teodoro.

Casado convocó a Ayuso y le preguntó por su hermano. Y ella dijo que no había nada ilegal y que aportaría más información. Cosa que, según Egea, no hizo. Desde luego, la misión de velar por la honradez de todos los dirigentes es encomiable. Y nada más sano que combatir la corrupción desde el propio partido.

Si acaso, lo que flaquea en el relato es qué lleva a la dirección del PP a estar tan segura de que había un chanchullo y por qué se muestran hoy tan convencidos, sobre todo en privado, de que hubo corrupción y Ayuso lo acabará pagando.

¿Era un ejemplar ejercicio de limpieza en la gestión pública, o era un intento de acumular munición para forzar a Ayuso a rendirse?

Si éste es el procedimiento que se usa en todos los casos, qué otros casos ha habido de presuntas corrupciones detectadas por el secretario general que hayan desembocado en denuncias ante el juzgado o la fiscalía. Si no hubo detectives, por qué dimite Carromero. Y si todo giraba en torno a un contrato del que se benefició el hermano, porqué se indagó también en la vida y milagros del exnovio de Ayuso y del exmarido.

¿Se trató de acreditar un caso concreto de corrupción o se hizo una exploración prospectiva, miremos en todas partes a ver si así encontramos lo que buscamos? Al final, éste es el asunto que le quema las manos a Casado: ¿era un ejemplar ejercicio de limpieza en la gestión pública, o era un intento de acumular munición para forzar a Ayuso a rendirse?

Ella lo que contó ayer es que Casado la convoca no para hablar de las buenas prácticas sino para conversar sobre el congreso del PP madrileño. Y al llegar se encuentra con el dosier sobre su hermano.

Del contenido del dosier nada se sabe, porque papeles que acreditaran que hubo una comisión ilegal no han aparecido. A esto se aferra la presidenta en la mínima explicación que dio sobre el trabajo de su hermano. En que cuando ella le preguntó por esa empresa, él le confirmó que cobró por unos servicios profesionales y que tributó por el ingreso.

Lo que no cuenta la presidenta, ni el hermano, es qué servicios fueron esos que prestó el hermano. La empresa obtuvo un contrato. A él le abonó unas gestiones. Fue un pago legal y el dinero está declarado, estupendo. Pero nos falta saber en concepto de qué pagó la empresa al hermano. Qué gestiones hizo éste. Con quien habló. Quién decidió que fuera esta empresa la agraciada. Y por supuesto, éste es el nudo, si el hecho de apellidarse Díaz Ayuso pesó a la hora de adjudicar. Que es a lo que llamamos tráfico de influencias.

Alguna luz queda por arrojar sobre la cantidad cobrada. El contrato de la Comunidad de Madrid con la firma Priviet Sportive fue de un millón doscientos cincuenta mil euros más IVA. Por la compra de doscientas cincuenta mil mascarillas. Millón y medio de euros de importe total.

Estamos hablando de ¿un treinta por ciento de comisión? ¿Más?

Se ha publicado que el hermano cobró doscientos ochenta mil euros por sus gestiones. Se entiende que con ese millón y medio de euros esta empresa compra las doscientas cincuenta mil mascarillas y le queda un margen comercial que no sabemos cuál fue, pero que sería inferior, por supuesto, a la cantidad total del contrato. Y de ese margen que le queda destina doscientos ochenta mil euros a pagar al hermano. Estamos hablando de ¿un treinta por ciento de comisión? ¿Más? ¿Tan caras se pagaban las gestiones los proveedores de mascarillas en marzo de 2020?

Extraoficialmente anda dando por hecho la dirección nacional que Ayuso cae. Y que el próximo presidente de la Comunidad de Madrid se llama Enrique López. Extraoficialmente anda dando por hecho el equipo ayusista que Teodoro no sale de ésta. Y que Casado sólo se salva si sacrifica a Teo y se inclina ante Ayuso.

Hay guerra de persuasión mediática tan ensordecedora como la guerra pública. Impagable escuchar a analistas que hasta anteayer veían en Casado un peligro para España ensalzar ahora su fervor por la higiene en los contratos. Impagable escuchar a analistas que le rendían pleitesía abandonar ahora a toda prisa el barco.

La España del ¿tú con quién vas? es, sobre todo, la España mediática. A saber cómo termina.

Más en opinión

Blog del Suscriptor
Pablo Casado, presidente del PP, entrevistado por Carlos Herrera en COPE.

Casado: "Yo no consentiría que mi hermano cobre por un contrato adjudicado por mi Gobierno"

Anterior
Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso.

Ayuso responde a la "ejemplaridad" que le pide Casado: "Sé que hay una comisión pero no es ilegal"

Siguiente