Pedro Sánchez durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Pedro Sánchez durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Efe

España

Davos, el primer destino de Sánchez para pedir confianza en España

Intentará enviar un mensaje de estabilidad y tranquilidad sobre España y su economía a los principales agentes económicos mundiales tras la investidura.

Noticias relacionadas

El Foro Económico Mundial de Davos, la exclusiva cita anual del poder económico y político mundial, será el primer destino exterior de Pedro Sánchez tras su investidura y el lugar elegido para lanzar a la comunidad internacional un mensaje de confianza en España y su economía tras formarse el nuevo Gobierno.

Con su viaje a Davos, Sánchez retoma su agenda internacional, parada durante los meses de bloqueo político, y su equipo trabaja ya en viajes que quedaron aparcados, así como en las visitas a España de mandatarios de otros países.

El calendario ha querido que sea Davos la primera parada de la agenda internacional de Sánchez, que llega a esta cita tan solo dos semanas después de haber sido investido presidente del Gobierno y con el Ejecutivo recién constituido.

Y lo hará el martes por la noche, después de haber presidido el tercer Consejo de Ministros de la coalición.

El Foro Económico Mundial celebra su cincuenta aniversario y este año por la localidad suiza pasarán, entre otros, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la canciller alemana, Angela Merkel, o la activista sueca por el clima Greta Thunberg.

Trasladar a la comunidad económica internacional cuáles son las prioridades del nuevo Gobierno de España y transmitir confianza es el primer objetivo del viaje de Sánchez a Davos, según apunta Moncloa.

Fuentes del Gobierno explican, en este sentido, que no se trata tanto de dar explicaciones políticas -sobre la formación del Ejecutivo de coalición con Podemos- sino de contar cuál va ser la línea económica del Ejecutivo, desde la parte impositiva hasta su política industrial y tecnológica.

Porque en Davos, recuerdan, todo es mucho más pragmático, y lo que quieren saber quienes allí acuden son las políticas y medidas para los distintos sectores, según el interés de cada uno.

Se trata, en cualquier caso, de enviar un mensaje de estabilidad y tranquilidad sobre España y su economía a los principales agentes económicos mundiales -las empresas que tendrán representación en Davos suponen el 70 por ciento del volumen de negocios de las cien compañías más grandes del mundo- para que sigan confiando en el país a la hora de invertir.

Fuentes del Ejecutivo también destacan que con su presencia en Davos Sánchez refuerza su apuesta por el multilateralismo, ya sea en foros formales como informales como éste. Foros en los que, recalcan, se toman decisiones para gestionar la globalización.

Digitalización y transición ecológica

El presidente tiene, además, un objetivo más específico: el de destacar ante los responsables de las grandes tecnológicas mundiales los planes del Gobierno para avanzar en la digitalización de la economía.

La lucha contra la emergencia climática y las oportunidades económicas que se derivan de ella será otro de los asuntos a debatir en Davos, donde Sánchez liderará un panel sobre la cuestión.

Las vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera, responsables de las dos cuestiones en las que Sánchez más va a incidir -digitalización y transición ecológica-, viajan con él a la ciudad suiza.

Además de participar en el Foro, Sánchez mantendrá varias reuniones bilaterales. Se verá con los presidentes de Colombia, Iván Duque, y Ecuador, Lenín Moreno, y se espera cerrar algún encuentro latinoamericano más, como también con líderes asiáticos. No está previsto, no obstante, que Sánchez coincida con Donald Trump.

En el Gobierno destacan en cualquier caso que Davos es un foro para reunirse más con responsables de empresas que con jefes de Gobierno, con los que el mandatario español puede coincidir en múltiples cumbres.

Agenda de Sánchez en el Foro

El presidente del Gobierno llegará a Davos el martes 21 por la tarde para asistir a una exclusiva cena que conmemora el 50 aniversario del Foro Económico Mundial y que reúne a jefes de Estado y Gobierno, dirigentes de las mayores empresas del mundo y líderes de instituciones internacionales.

El miércoles 22 intervendrá en el plenario y después se someterá a preguntas en una sesión conducida por Angel Gurría, Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Además de su discurso ante el plenario, durante la jornada del miércoles liderará el citado panel sobre crecimiento y cambio climático y mantendrá todas las reuniones bilaterales que se puedan cerrar.

Junto con las ya citadas bilaterales, Sánchez se verá con la presidenta de la Confederación Suiza, Simonetta Myriam Sommaruga; el presidente ejecutivo y fundador del Foro, Klaus Martin Schwab -a petición de éste- y tendrá otros encuentros aún por confirmar.

Con Davos arranca de nuevo la agenda internacional del presidente del Gobierno, que volverá a intensificar sus viajes y empezará al mismo tiempo a recibir mandatarios de otros países.

Según explican fuentes del Gobierno, ya se trabaja intensamente en esa agenda, y la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y el secretario general de Asuntos Internacionales de Moncloa, José Manuel Albares, tuvieron esta semana una reunión al respecto.

Completar la visita a los países de Latinoamérica y visitar Asia y el África Subsahariana. Esas son las tres regiones en las que Sánchez quiere concentrar sus viajes en los próximos meses.

Y es que entre otros viajes está pendiente el de China, que se tuvo que posponer con la convocatoria electoral de abril del año pasado. La visita al gigante asiático podría ser pronto.

Además, el Gobierno trabaja ya en la visita a España de mandatarios extranjeros, entre los que están el presidente argentino, Alberto Fernández, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, y la primera ministra finlandesa, Sanna Marin.