La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, hasta ahora ministra de Igualdad, en el traspaso de la cartera a Irene Montero.

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, hasta ahora ministra de Igualdad, en el traspaso de la cartera a Irene Montero. EFE

España NUEVO GOBIERNO

Ministros del PSOE contra el monopolio de Igualdad por Irene Montero: "Será un área transversal"

Sánchez da la directriz de hacer del feminismo algo transversal. El área es icónica tanto para el PSOE como para Unidas Podemos.

Noticias relacionadas

Irene Montero es, desde este lunes, ministra de Igualdad. Pero los ministros del PSOE pretenden ocuparse intensamente de esa materia desde otros departamentos. El área, que hasta ahora estaba incluida en la vicepresidencia de Carmen Calvo, contará con una secretaría de Estado, que recaerá en la también morada Noelia Vera. Montero ha nombrado ya a dos directoras generales, Boti García Rodrigo (Diversidad Sexual y LGTBI) y Beatriz Gimeno, al frente del Instituto de la Mujer. 

La intención de Unidas Podemos es dar una gran proyección a ese ministerio, que tiene competencias y toca un asunto de honda sensibilidad social. No en vano, otros en manos moradas, como Consumo y Universidades, tienen las competencias muy tasadas. Además, Montero es de facto la número dos de Unidas Podemos y un valor en alza dentro de la formación, y ha sido cuidadosamente protegida de polémicas y desgastes. 

Pero ministros del PSOE aseguran que van a hacer suyas las palabras de Pedro Sánchez este domingo, cuando situó a la igualdad entre sus cinco prioridades. 

La directriz de Sánchez

"Cuatro vicepresidencias atenderán a las cuatro primeras transformaciones. Y en cuanto a la quinta, la que se refiere a la igualdad plena y efectiva de la mujer, impregna la integridad del nuevo Gobierno", dijo Sánchez al presentar su Gobierno. "España no va a volver a ser nunca más un país de mujeres sin voz", según él. 

Sánchez formó su primer Gobierno con un récord de mujeres y, para este segundo, ha reivindicado sus tres vicepresidentas mujeres, hecho inédito, como parte de su compromiso con la igualdad. Su orden de "impregnar la integridad del Gobierno" de políticas feministas será seguida a pies juntillas por su vicepresidenta primera, Carmen Calvo, a quien le ha costado desprenderse de ese departamento. "Yo siempre he dicho que había 17 Ministerios de Igualdad", aseguró este lunes en conversación informal con periodistas tras estrenar su nuevo mandato en Moncloa.

La Memoria, ¿en qué ministerio?

El departamento de Calvo incluirá Memoria Democrática. Calvo, que se reconoce feminista desde que era niña y, desde luego, desde mucho antes de que el asunto estuviera entre las prioridades políticas de ningún partido, pretende aplicar en su nueva cartera la directriz de Sánchez recuperando la memoria de muchas mujeres víctimas del franquismo. 

Curiosamente, Montero se refirió a su cartera en términos muy parecidos al recibirla, precisamente, de manos de Calvo. Su Ministerio será "una herramienta cargada de memoria" y un homenaje a las mujeres pioneras del feminismo, desde Concepción Arenal a Federica Montseny y Clara Campoamor, pasando por María Teresa Fernández de la Vega, Soledad Murillo (hasta ahora, secretaria de Estado de Igualdad con Calvo), Bibiana Aído o las "pioneras adúlteras", lesbianas y transexuales que lucharon por los derechos de todas, dijo en su toma de posesión, informa EFE. 

Imprescindible colaboración

El programa de Gobierno de PSOE y Unidas Podemos incluye muchas medidas que tendrá que impulsar Montero, como una ley de igualdad retributiva y de trato en el empleo, la equiparación de permisos de paternidad y maternidad, la racionalización de los horarios, las medidas contra la violencia machista, la erradicación de la trata, los derechos sexuales y reproductivos, regular la pornografía o una fiscalidad con perspectiva de género. 

Sin embargo, la inmensa mayoría de ellas necesitarán la colaboración indispensable de otras áreas, como Hacienda, Trabajo, Sanidad, Interior, Justicia o Cultura, entre otros. Igualdad es un ministerio de ministerios y el Gobierno que Sánchez y Calvo quieren es uno feminista en el que el PSOE no renuncie a esas políticas ni al rédito de las mejoras que se puedan introducir.