El líder del PP, Pablo Casado, no se abstendrá en la investidura de Sánchez

El líder del PP, Pablo Casado, no se abstendrá en la investidura de Sánchez Víctor Lerena/EFE

España

Casado exige a Sánchez que impida a Torra entrar en Moncloa con lazo amarillo

Pide al presidente del Gobierno que impulse una reforma de la euroorden para facilitar la entrega de Puigdemont.

Bruselas

Noticias relacionadas

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha criticado este jueves la enésima ronda de contactos convocada por Pedro Sánchez para tratar de desbloquear su investidura. Casado acusa al presidente del Gobierno en funciones de utilizar a los presidentes autonómicos de "comparsa" y "atrezo" para esconder que en realidad está negociando su investidura con Quim Torra Carles Puigdemont, huido en Bélgica desde 2017 para eludir sus responsabilidades penales por el procés.

Casado exige a Sánchez que impida que el presidente de la Generalitat vuelva a entrar en la Moncloa con un lazo amarillo. "No quiero volver a ver el escarnio de un señor entrando en la Moncloa con un lazo amarillo en la solapa. Yo ya le aviso: Pedro Sánchez no puede permitir que alguien entre con un emblema que insulta a la democracia española, porque lo que representa es supuestamente una falta de garantías y la existencia supuesta de presos políticos que es absolutamente falsa", ha dicho a su llegada a la cumbre del Partido Popular Europeo que se celebra en Bruselas.

A juicio del líder del PP, con su anuncio de una nueva ronda de contactos Pedro Sánchez "intentó convertir en comparsas a los presidentes autonómicos para vestir algo que claramente sigue quedando al desnudo, y es que se ha comprometido con los independentistas catalanes en volver a recuperar una bilateralidad y un reconocimiento institucional que le obliga a recibir a Torra otra vez en la Moncloa".

Casado cree que quien está realmente detrás de esta negociación es Puigdemont, que tiene a Torra como "títere". "Nosotros habíamos escuchado la promesa de Sánchez de traer a Puigdemont a España, pero no creíamos que fuera para negociar una investidura", se ha quejado el líder del PP. 

El PP no se abstendrá en ningún escenario

Lo que en su opinión debería hacer el Gobierno español es promover en la UE una reforma de la euroorden para incluir la sedición y la rebelión en la lista de delitos para los que la entrega es automática. "Tiene nuestro apoyo para hacer algo aquí en Europa y que no estemos al albur de un tribunal belga", ha subrayado. El anterior Gobierno de Mariano Rajoy ya intentó modificar la euroorden pero chocó con la oposición del resto de socios. Sánchez ni siquiera lo ha intentado desde su llegada al poder.

Pese a su escepticismo sobre la nueva ronda de contactos, Casado ha anunciado que tanto él como los presidentes autonómicos acudirán cuando sean citados por Moncloa. "El PP es un partido responsable", se justifica. No obstante, le reclama a Sánchez "que no nos haga esperar más, que no esté dos meses mareando la perdiz como hizo en la anterior investidura, que vaya ya a la señora Batet a decir que ponga una fecha".

En todo caso, el Partido Popular no tiene intención de abstenerse en ningún escenario. "Me parece algo sorprendente, por no decir otra cosa, que ayer Pedro Sánchez dijera que el PP tiene alguna responsabilidad sobre la investidura", ha dicho. El presidente del Gobierno tiene "otras vías" para ser investido, como un "Pacto del Abrazo" con Ciudadanos y Podemos o la abstención de la formación naranja y de Navarra Suma.

"Sánchez tiene alternativas. Si elige a Esquerra es porque quiere y por tanto la responsabilidad exclusiva de lo que pase a partir de ahora es de Pedro Sánchez", ha zanjado el líder del PP.