Ursula Von der Leyen y Jean-Claude Juncker, este martes en la ceremonia de traspaso de poderes

Ursula Von der Leyen y Jean-Claude Juncker, este martes en la ceremonia de traspaso de poderes CE

España

La Comisión Von der Leyen también rechaza la petición de ERC de mediar en Cataluña

La nueva presidenta mantiene la doctrina de sus predecesores: es un asunto interno de España que debe abordarse respetando la Constitución.

Bruselas

Noticias relacionadas

Nuevo fracaso en el intento de los partidos secesionistas de internacionalizar la crisis catalana. La nueva presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, ha rechazado este martes la petición que le ha hecho por carta ERC para buscar una mediación entre Cataluña y España. El cambio de guardia en las instituciones comunitarias no va a modificar la posición que la Unión Europea ha mantenido tradicionalmente sobre Cataluña: apoyo al Gobierno y al orden constitucional español y rechazo de cualquier iniciativa unilateral de independencia.

"Nuestra posición es muy bien conocida y no ha cambiado", ha respondido el portavoz del Ejecutivo comunitario, Christian Wiegand, al ser preguntado por la misiva promovida por el partido de Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión por sedición y malversación. "Se trata de un asunto interno de España que debe abordarse respetando su orden constitucional", ha destacado el portavoz.

Von der Leyen tiene previsto responder por escrito a la carta en los próximos días exponiendo sus argumentos. La misiva está suscrita por alrededor de 40 eurodiputados (en su mayoría de partidos nacionalistas de toda la UE) y reclama a la nueva presidenta de la Comisión que se involucre en la crisis catalana, que se define como un "asunto interno europeo". La encabeza la eurodiputada de ERC, Diana Riba, que firma también en nombre de Junqueras y de Carles Puigdemont y su exconseller Toni Comín.

"Pedimos a la Comisión Europea que actúe como mediadora o dé su apoyo a una mediación internacional que disuada de un uso innecesario y excesivo de la fuerza y ayude a las dos partes a encontrar una solución política en Cataluña que respete la voluntad de la gente con los cambios necesarios en el sistema legal español", reclama la misiva.

Los eurodiputados solicitan también a Von der Leyen que "tome nota de las organizaciones internacionales que han pedido la liberación de los prisioneros y pide a España que respete los Tratados internacionales". Finalmente, la carta demanda al Ejecutivo comunitario "garantizar que los derechos humanos y fundamentales estén protegidos en España para no sentar un precedente que pueda ser usado por países no democráticos". 

"Este asunto interno europeo debería contar con una solución liderada por Europa. Los líderes europeos no deberían permanecer en silencio sobre esta cuestión cuando no se callan sobre otras cuestiones que afectan a otros Estados miembros. Si Europa no puede defender los derechos humanos dentro de Europa, perderá su razón de ser y no podrá dar lecciones a otros países", sostiene la misiva.

Sin embargo, la Comisión Von der Leyen confirma con su respuesta que mantendrá las puertas cerradas a los dirigentes independentistas catalanes. Una señal diplomática de que sus tesis secesionistas no cuentan con la simpatía de la UE. También mantiene la denominada 'doctrina Prodi', según la cual una Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la Unión Europea y su reingreso podría ser vetado por España o cualquier otro Estado miembro