Salvadó, a la derecha, y Jové tras ser puestos en libertad el 20S.

Salvadó, a la derecha, y Jové tras ser puestos en libertad el 20S. Efe

España INVESTIDURA DE PEDRO SÁNCHEZ

Jové, imputado por el 1-O, será uno de los negociadores de ERC para investir a Pedro Sánchez

La Guardia Civil halló en su casa la Moleskine que contenía la hoja de ruta del 'procés' y nombres en clave de los responsables del referéndum ilegal.

Noticias relacionadas

El que fuera número dos de Oriol Junqueras en el departamento de Economía en su etapa como vicepresidente del Govern, Josep María Jové, es uno de los investigados por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a causa del 1-O y forma parte del equipo negociador de ERC para la investidura de Pedro Sánchez. Jové es considerado uno de los "arquitectos del procés", tras el hallazgo en su vivienda por parte de la Guardia Civil de una agenda Moleskine en la que se recogían los posibles escenarios para llevar a cabo la declaración unilateral de independencia.

Encabezado por Gabriel Rufián, los negociadores republicanos cuentan con el imputado Jové, presidente del consell nacional de ERC, además de Marta Vilalta, portavoz y secretaria general adjunta del partido.

El TSJ catalán debe decidir todavía qué papel tuvo Jové en la organización del referéndum ilegal. Por ahora, relaciona a Jové "con la hoja de ruta prevista para alcanzar la independencia de Cataluña por la vía unilateral, contra las sentencias y mandatos del Tribunal Constitucional y con la asistencia al referéndum convocado por el Govern". El Tribunal cree que pudo "prescindir de las leyes y los mandatos del Tribunal Constitucional" para conseguir el objetivo de los separatistas el pasado 1 de octubre de 2017.  

Presuntamente, Jové habría participado en el "comité ejecutivo del entramado" que estaría activo desde el año 2015. El pasado mes de junio declaró ante el tribunal pero sólo contestó a las preguntas de su abogada. No quiso, sin embargo, comentar nada sobre la agenda Moleskine hallada en su vivienda. 

El cuaderno de notas incluía las tripas del procés, según el informe de la Guardia Civil desvelado en diciembre de 2017. En la Moleskine aparecían los nombres clave del núcleo político que impulsó la hoja de ruta para la ruptura, entre ellos la secretaria general entonces de ERC, Marta Rovira, huida a Suiza, y Anna Gabriel, también fugada al país helvético.

Además, el dirigente de ERC que forma parte del equipo negociador para investir a Pedro Sánchez esquivó las pruebas caligráficas y las de voz. Tampoco se refirió en su momento al documento Enfocats, la supuesta hoja de ruta del independentismo. Por su parte, la cúpula de ERC ha arropó a Jové en todo momento durante su comparecencia en el TSJC, así como también miembros de Junts per Catalunya, de la CUP, de la ANC y de Democràtes.

El PSOE y ERC han acordado los equipos negociadores que en las próximas semanas deberán explorar si es posible una abstención de los 13 diputados republicanos en el Congreso que facilite la investidura de Pedro Sánchez. Por parte de los socialistas estarán, según las mismas fuentes, Lastra, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, así como una tercera voz, que podría ser el ministro de Fomento y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, o la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Críticas de Ciudadanos

El diputado de Ciudadanos en el Parlament, Nacho Martín Blanco, ha criticado este sábado al PSOE por incluir en la mesa de diálogo con ERC para explorar una posible investidura al diputado republicano Josep María Jové, imputado por su papel en el 1-O.

"Es surrealista, increíble e indignante para la inmensa mayoría de los españoles que el futuro de España recaiga sobre gente que directamente ha dado un golpe contra nuestra democracia, como el señor Jové y otros miembros de ERC", ha dicho.