Intento de salto de la valla de Ceuta, en una imagen de archivo.

Intento de salto de la valla de Ceuta, en una imagen de archivo. EFE

España

El Gobierno empieza a retirar las concertinas de Ceuta y Melilla: las obras llevarán 10 meses

El proyecto está dotado de un presupuesto de 18 millones de euros e incluye la incorporación de elementos tecnológicos en el vallado fronterizo.

Noticias relacionadas

El Gobierno ha dado luz verde al comienzo de la retirada de las concertinas en el vallado fronterizo de Ceuta y Melilla. Las obras comenzarán antes de que termine este mes de noviembre y se prolongarán durante 10 meses. El proyecto está dotado de una inversión de 18 millones de euros.

Según ha anunciado el Ministerio de Interior, las obras de modernización y refuerzo de la seguridad en la frontera comenzarán de aquí a dos semanas. Tan sólo está pendiente de cerrar unos últimos trámites administrativos. Como adelantó EL ESPAÑOL, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado presentaron sus proyectos de reforma y se ha optado por la propuesta más viable.

La principal novedad será la retirada de las concertinas y su sustitución por elementos "más seguros y menos cruentos", afirma el departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska.

La inversión total es de 17.899.886,69 euros. Un total de 8.366.337,42 euros se dedicará al tramo de Ceuta; los 9.533.549,27 euros restantes, al de Melilla. Las obras correrán a cargo de la empresa Transformación Agraria S.A. (TRAGSA), que este mismo mes de noviembre recimentará el vallado y elevará las vallas en los puntos más vulnerables hasta una altura de diez metros.

El Gobierno ya aprobó esta medida Consejo de Ministros de enero, en un proyecto bautizado con el nombre de Plan de Refuerzo y Modernización del Sistema de Protección Fronteriza Terrestre en Ceuta y Melilla.

Esta reforma es la más ambiciosa en los últimos 13 años. Durante este periodo de tiempo, apenas se han llevado a cabo labores de sostenimiento y mantenimiento. Además de la retirada de las concertinas, se instalarán medios tecnológicos con los que se pretende prevenir nuevos saltos masivos, así como minimizar las lesiones que producían los anteriores elementos.

Se trata del nuevo sistema de circuito cerrado de televisión en el perímetro fronterizo de Ceuta que incluye 66 cámaras, 14 de ellas térmicas, y que está operativo desde mayo de 2019; y de la instalación de sistemas de reconocimiento facial en los puestos fronterizos de El Tarajal (Ceuta) y Beni Enzar, Barrio Chino, Mariguari y Farhana (Melilla).

Según detalla el Ministerio del Interior, la empresa pública Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (ISDEFE), dependiente del Ministerio de Defensa, ha elaborado los informes pertinentes sobre la situación actual de las vallas. En concreto, se han identificado los puntos más vulnerables y se han buscado alternativas para instalar el nuevo perímetro.