Independentistas radicales quemando fotografías del Rey.

Independentistas radicales quemando fotografías del Rey.

España Cataluña

JxCat y ERC piden a la JEC que suspenda la visita del Rey a Barcelona o que no le dejen hablar

Arran, las juventudes de la CUP, llama a reventar el acto.

Noticias relacionadas

JxCat y ERC han pedido a la Junta Electoral que aplace el acto del 4 de noviembre del Rey y la Familia Real en Barcelona hasta después del 10-N, al considerar que será "electoralista" y beneficiará sólo a las formaciones políticas de ámbito nacional.

En su escrito a la Junta, JxCat pide que se aplace el acto de entrega del próximo día 4 de los Premios Fundación Princesa de Girona en el Palacio de Congresos de Cataluña para garantizar los principios de "imparcialidad, objetividad, igualdad entre los actos electorales y transparencia".

En el caso de que la Junta no acepte el aplazamiento, JxCat plantea como alternativa que Felipe VI y el resto de la miembros de la Casa Real "limiten su actuación a la estricta entrega de los premios, sin que en sus intervenciones puedan hacer valoraciones o consideraciones que puedan atentar contra la obligada imparcialidad que deben mantener".

Que no hable

En los mismos términos, ERC justifica su petición de que se posponga la visita "a fin de que la campaña se desarrolle de la manera más objetiva posible". Como JxCat, los republicanos reclaman que si esto no es posible, el Jefe de Estado "sólo pueda intervenir en público sin entrar en consideraciones y valoraciones".

"En el acto se hará una explicación de los hitos conseguidos desde la aprobación de la Constitución, como en todos sus discursos hace", dice el documento de ERC, que también alega que el acto vulnera el artículo 50 de la ley electoral (Loreg).

Esquerra añade que el el 3 de octubre de 2017 el Rey "abandonó la neutralidad política que hasta aquel momento se había mantenido como mínimo públicamente, para posicionarse en contra de las posiciones independentistas". Se refieren al histórico discurso de don Felipe en pleno desafío a la democracia en defensa de la Carta Magna y la convivencia.

Un reto de seguridad

El independentismo está poniendo la ceremonia del lunes -cuando también se celebra el único debate a cinco de la campaña- aún más en el foco. Los CDR llevan días anunciando protestas. En último término, Arran, colectivo de jóvenes ligado a la CUP, ha hecho un llamamiento a reventar la visita.

"El próximo lunes, todos al Palacio de Congresos de Cataluña para bloquear la visita de Felipe VI. Hemos de ser muchas para demostrar que no tenemos ni rey ni miedo", ha compartido Arran en las redes sociales.

Como ya contamos en este medio, la visita de la Familia Real a Barcelona supone un importante reto de seguridad. El contexto de disturbios tras la sentencia del procés obliga a extremar las precauciones. Sin embargo, hay un antecedente para inspirar el dispositivo policial: el Consejo de Ministros que Pedro Sánchez celebró en la Llotja de Mar el pasado 21 de diciembre.