Iván, el policía herido, tendido en el suelo mientras sus compañeros le atienden.

Iván, el policía herido, tendido en el suelo mientras sus compañeros le atienden.

España

Hablan los compañeros de Iván, el policía herido muy grave en Cataluña: "Ojalá no le queden secuelas"

El agente de la UIP evoluciona favorablemente, aunque todavía permanece en la UCI con una complicación pulmonar.

Noticias relacionadas

"El casco le salvó la vida". Los compañeros de Iván, el policía gallego que se encuentra "muy grave" por una agresión en los disturbios de Barcelona, guardan cierto optimismo por su estado de salud. Indican que "poco a poco" va mejorando su estado de salud, aunque aún permanece en la UCI. Se recupera del traumatismo craneoencefálico y del aplastamiento de dos vértebras. También sufre complicaciones como el encharcamiento de pulmones.

El suceso tuvo lugar en la noche del viernes, la más violenta de todas las protestas, en las inmediaciones de la plaza Urquinaona, en pleno corazón de Barcelona. Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, junto a los Mossos d'Esquadra, hacían frente a las embestidas de los radicales, que les arrojaban cascotes y todo tipo de objetos contundentes.

"Era un puto infierno", afirman los policías nacionales en una serie de audios. Así describen los sucesos que tuvieron lugar en Barcelona y en los que Iván resultó herido. Los violentos acertaron en su cabeza y el policía cayó desplomado. El casco evitó que la tragedia fuese mayor, ya que absorbió buena parte del impacto.

Momento en el que alcanzan al policía herido de gravedad

Los partes médicos

Los compañeros de Iván le evacuaron a una zona más despejada y trataron de reanimarle. Acto seguido le trasladaron a dependencias hospitalarias. Los partes médicos detallan que su estado de salud es "muy grave", si bien ha experimentado una ligera mejoría.

Los servicios médicos le han sometido a pruebas para controlar el alcance del traumatismo craneoencefálico. Les preocupa también el aplastamiento de las dos vértebras; la lesión hace indicar que el impacto se produjo desde arriba y que, o bien le atacaron con una parábola muy elevada, o lo hicieron desde lo alto de un edificio. Por último, los sanitarios controlan un encharcamiento en los pulmones del agente.

Pese a todo, los compañeros apuntan a una ligera mejoría del estado de salud, coincidiendo con el último parte médico ofrecido por la Policía Nacional. Y señalan: "Ojalá no le queden secuelas", con especial preocupación hacia las lesiones en las vértebras.

300 agentes heridos

Según los datos que maneja el Ministerio del Interior, en los disturbios de Cataluña han resultado heridos alrededor de 300 agentes, la mayoría de ellos mossos d'Esquadra y policías nacionales. También hay un agente de la Guardia Urbana de Barcelona herido.

El ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, visitó este fin de semana a los policías nacionales que aún no habían recibido el alta hospitalaria. Este lunes también lo ha hecho el presidente Pedro Sánchez.