Javier Ortega Smith discutiendo con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Javier Ortega Smith discutiendo con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

España

Almeida dice ahora que el feminismo del 8-M que no comparte es el de "las bonitas y los bonitos"

El alcalde Madrid aseguró que no le "gustaba la ideología de género ni el feminismo del 8-M" en una bronca con Vox durante el minuto de silencio por la mujer asesinada.

Noticias relacionadas

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha aclarado este sábado que el feminismo que no comparte es el de "las bonitas y los bonitos del 8 de marzo", el de la vicepresidenta Carmen Calvo y el de la mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, "insultando a los que no piensan como ellas".

Martínez-Almeida dijo estar en contra del feminismo del 8 de marzo en una bronca con Vox durante el minuto de silencio por la mujer que fue asesinada a puñaladas por su expareja delante de sus dos hijas.

A su llegada a la Asamblea de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Almedia ha respondido así al ser preguntado sobre a qué se refería cuando dijo que no compartía el feminismo del 8 de marzo.

Bronca entre PP y Vox por la violencia de género

"Me refiero al feminismo del 8 de marzo de las bonitas y los bonitos, al de la vicepresidenta del Gobierno y al de la mujer del presidente dando botes y gritando cánticos contra sus adversarios políticos, al feminismo del manifiesto que decía que la culpa de la situación de la mujer era el capitalismo opresor", ha respondido.

Almeida ha rechazado el feminismo que intenta "secuestrar la bandera de la lucha de la igualdad" entre hombres y mujeres y ha pedido no caer en la trampa de la izquierda que quiere excluir del feminismo "a todos aquellos que no piensan como las bonitas y los bonitos".

El alcalde ha reivindicado la lucha del PP por la igualdad real entre hombres y mujeres pero sin protagonizar "escenas tan vergonzantes, que dan tanta vergüenza ajena" como la que protagonizaron Calvo y la esposa de Pedro Sánchez durante la manifestación del 8 de marzo.

Sí ha dicho compartir el feminismo de los que salen legítimamente a la calle a reivindicar que haya una igualdad real entre hombres y mujeres.

Y ha insistido en rechazar el feminismo de "aquellos que quieren fundamentar la lucha por la igualdad en la lucha contra el capitalismo, el heteropatriarcado opresor o la soberanía alimentaria, conceptos muy queridos por la izquierda que lo que hacen es dividir a la sociedad" en un tema "que nos debería unir a todos"