Lucía Alonso, gerente de Quirónsalud, durante la lectura del parte médico del Rey Emérito.

Lucía Alonso, gerente de Quirónsalud, durante la lectura del parte médico del Rey Emérito. Fuente: TV

España

El Rey Juan Carlos prosigue en la UCI con "buen estado de ánimo" y ya "se ha levantado"

El Hospital Quirónsalud ha informado de la correcta evolución del Rey Emérito tras su intervención y de que "ya ha ingerido alimentos" tras retirarle la respiración asistida.

Noticias relacionadas

La evolución del Rey Emértito prosigue su curso según lo esperado. En un nuevo parte médico leído por Lucía Alonso, directora gerente de Quirónsalud en Madrid,  se ha informado de que don Juan Carlos ya se encuentra "sin apoyo ventilatorio" y, sobre todo, que tiene "buen estado de ánimo".

En otro comunicado parco en palabras y explicaciones, y que al igual que el sábado remitía a nueva información dentro de 24 horas  -esta vez el nuevo parte será el lunes a las 12.00 horas-, el centro hospitalario ha comunicado la buena evolución del Rey Emérito, que "ya se ha levantado y ha empezado a ingerir alimentos". Don Juan Carlos "continúa en la Unidad de Cuidados Intensivos", aunque ya está "sin apoyo ventilatorio" y se encuentra con un "buen estado de ánimo".

Tras la operación de unas cinco horas a la que fue sometido este sábado, se espera que el emérito esté un mínimo de siete días hospitalizado en el centro de Pozuelo de Alarcón. La operación, que consistió en la implantación de tres bypass aortocoronarios, fue "un éxito" y se realizó después de que una revisión indicará el pasado mes de junio la necesidad de la misma. Sin embargo, los planes iniciales tuvieron que cambiar después de que durante el preoperatorio el plan inicial se considerara insuficiente.

El rey Juan Carlos evoluciona satisfactoriamente y seguirá aún en la UCI.

Operación programada

Lo que inicialmente pasaba por colocar un stent o realizar un cataterismo para desobstruir alguna o varias de las arterias del corazón del Rey Emérito pasó a convertirse en una cirugía mayor, ya que se comprobó la necesidad de realizar varios bypass en sus arterias. De ahí que el médico incialmente designado para realizar la intervención cambiase y haya sido el doctor Alberto Forteza Gil, jefe del servicio de cirugía cardíaca del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y de Cirugía Cardiovascular del Hospital Puerta de Hierro, es el encargado de operar este sábado al Rey Emérito.

La técnica del bypass coronario se utiliza en pacientes con obstrucciones de las arterias coronarias, para mejorar el riego sanguíneo. Existen dos tipos debypass (o injertos) coronarios: los arteriales (de la arteria mamaria o radial) y los venosos (injertos de safena, que es una vena de la pierna). El riesgo de mortalidad en este tipo de operaciones es relativamente bajo, en torno al 2%, aunque la edad del Rey Emérito (81 años) y el hecho de que se le realicen tres de forma simultánea eleva la preocupación.

El Rey Emérito adelantó a el viernes por la noche su ingreso en el hospital, adonde llegó en torno a las 22.00 horas saludando a los medios presentes y con su buen humor habitual. "Me veréis a la salida", bromeó con los periodistas desde el coche. Sin embargo, que Felipe VI y la Reina Letizia modificarán su agenda vacacional para estar en Madrid antes de tiempo hizo saltar las alarmas. Tanto el Felipe como la Reina Sofía acudieron al Hospital Quirónsalud a las 13.00 horas del sábado y se marcharon poco después de las 17.00.

"Acabamos de estar con él", indicó don Felipe a su salida del centro médico. "Ahora está en el postoperatorio siguiendo las instrucciones del equipo médico", añadió, antes de indicar que están "muy contentos con el trabajo" de los médicos y que "en cuanto pueda recibir visitas, estaremos todos por aquí", refiriéndose a la Reina Leitizia, a la Princesa Leonor y la infanta Sofía. Por su parte, doña Sofía, mencionó que el Rey Emérito se encuentra "en buenas manos" aunque de momento "no han dicho cuánto tiempo puede quedar hospitalizado".

Felipe VI y Letizia

Felipe VI y la Reina Letizia a su salida del Hospital Quirónsalud.

Felipe VI y la Reina Letizia a su salida del Hospital Quirónsalud. Efe

En torno a las 18.00 horas llegaron los Reyes de España, que permanecieron en el Hospital Quirónsalud hasta poco antes de las 20.00 horas. "Hay que tener paciencia, no se puede correr mucho. Es una gran cirugía, no se puede correr mucho", dijo el Rey en referencia a la evolución de su padre. Sin embargo, reconoció que el emérito "no pierde el humor" y "está muy animado" pese a que "está con las lógicas molestias", aunque "dentro de lo que los médicos consideran que es lo correcto".

La Reina permaneció en un discreto segundo plano, tanto a la entrada como a la salida y se limitó a señalar que don Juan Carlos "ha dormido tranquilo" y que le ha visto "muy valiente". Don Felipe, para finalizar, ha insistido en que las infantas y Leonor y Sofía acudirán a visitar a su abuelo, pero será más adelante: "Cuando esté en planta podrá tener más visitas porque ahora es complicado".