El incendio  en Sotillo (Ávila).

El incendio en Sotillo (Ávila). EFE

España

El fuego de Sotillo (Ávila) quema 300 hectáreas y alcanza la Reserva Natural del Valle de Iruelas

Una veintena de medios terrestres y aéreos están trabajando en la extinción de un incendio de unas 20 hectáreas originado en Robregordo. 

Noticias relacionadas

El fuego declarado este sábado en Sotillo de la Adrada (Ávila) experimenta una evolución favorable en su control, pero ha llegado hasta las inmediaciones de la Reserva Natural del Valle de Iruelas, y la Unidad Militar de Emergencias (UME) refuerza los medios de extinción de cuatro comunidades.

La altitud y el viento complican la extinción del incendio de Sotillo (Ávila)

El delegado de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández, ha explicado este domingo a Efe que por el momento se mantiene el nivel 1 de riesgo (en una escala de 0 a 3 de menor a mayor peligrosidad), lo que supone que las llamas afectan ya a más de 300 hectáreas de superficie arbolada, principalmente pino.

Según el Consistorio, los dos frentes del incendio "permanecen activos, aunque perimetrados y sin avance de llamas".

Aunque las causas que originaron el fuego están por determinar, todo apunta a que pudo ser un rayo, al igual que la mayoría de los trece incendios que este sábado se declararon en diversos puntos de la provincia de Ávila.

En este caso, a los numerosos medios humanos y materiales procedentes de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid y Extremadura, se incorporaron a última hora del sábado efectivos de la UME para colaborar en unas labores de extinción dificultadas por el viento y la altitud.

Ambas circunstancias han empujado las llamas al otro lado de la ladera de esta parte de la estribación oriental de la Sierra de Gredos, hasta hacer que el fuego esté afectando a la Reserva Natural del Valle de Iruelas, una de las joyas naturales de la provincia de Ávila, situada al lado contrario del origen del fuego.

Por el momento se desconoce la extensión de la superficie arrasada en esta zona de la provincia de Ávila que hace poco más de una semana vivió el incendio más importante de lo que va de verano en Castilla y León.

En aquel caso, las llamas calcinaron 1.400 hectáreas en los municipios de Gavilanes, donde empezaron, y Pedro Bernardo, situados en el Valle del Tiétar como Sotillo de la Adrada.

Esta comarca abulense es una de las que presenta mayor peligrosidad para este tipo de siniestros en la Comunidad castellanoleonesa.

15 medios aéreos y 2 brigadas de especialistas

Debido a las peligrosidad de estos incendios, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha enviado este domingo, por segundo día consecutivo, 15 medios aéreos y 2 brigadas de especialistas en extinción para apoyar a las comunidades autónomas de Andalucía y Castilla y León en la lucha contra las llamas en los incendios forestales declarados en Terque (Almería) y Casillas (Ávila).

Al incendio de Terque se han enviado 3 aviones anfibios Canadair de 5.500 litros de descarga de las bases de Málaga y Talavera la Real (Badajoz); y 3 helicópteros Kamov de 4.500 litros de descarga de Caravaca (Murcia), La Almoraima (Cádiz) y Huelma (Jaén). También se ha desplazado un avión de comunicaciones y observación de la base de Mutxamel (Alicante), que envía imágenes aéreas en tiempo real sobre la evolución del incendio.

Para sofocar las llamas en el incendio de Casillas, se han mandado 3 aviones anfibios Canadair de 5.500 litros de las bases de Torrejón de Ardoz (Madrid) y de Matacán (Salamanca), así como un helicóptero Kamov de 4.500 litros de descarga de la base de Plasencia (Cáceres) y un avión de comunicaciones y observación del aeropuerto de León.

Para trabajar desde tierra se han desplazado también 2 brigadas de refuerzo contra incendios forestales de las bases de La Iglesuela (Toledo) y de Puerto el Pico (Cáceres), que operan con 3 helicópteros de transporte y descarga de 1.100 litros.

Incendio en Robregordo (Madrid)

Por otra parte, una veintena de medios terrestres y aéreos de bomberos y brigadas forestales de la Comunidad de Madrid están trabajando en la extinción de un incendio de unas 20 hectáreas originado en una zona de vegetación en Robregordo, han informado a Efe fuentes de Emergencias 112.

En las labores de extinción trabajan también tres hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El incendio, iniciado en torno a las seis de la tarde, no afecta a ninguna vivienda, ya que está localizado en una zona de matorrales y monte bajo de Robregordo próxima también a la localidad de La Acebeda.

Se ha originado en una zona de muy difícil acceso que ha hecho complicado el uso de medios terrestres para su extinción.

El nivel de humo ha bajado, pero en los primeros momentos ha sido muy aparatoso y ha estado a punto de afectar a la autovía A1. 

1.600 hectáreas quemadas en Almería

Por otro lado, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, y el delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández, han valorado la labor "profesional" de los efectivos que trabajan en la extinción del incendio declarado en Terque (Almería) que ya está estabilizado.

Así, según ha informado el Infoca en una publicación de Twitter, recogida por Europa Press, el director de extinción ha dado por estabilizado el fuego a las 17,35 horas, así como también se ha decretado el paso a nivel cero del Plan de Emergencias por Incendio Forestal en Andalucía.

En declaraciones a periodistas, Crespo ha elogiado la colaboración entre las administraciones así como el trabajo realizado por los efectivos movilizados, que han permitido "evitar males mayores". Tras incidir en que durante la noche el incendio "creció mucho", la consejera ha precisado que gracias a la "gran labor" la situación está "controlada", pese a ser una zona "dificultosa y muy seca".

Al hilo, la consejera de la Junta ha indicado que están a la espera de que den el fuego por estabilizado asegurando además que se trata de un gran incendio pero su situación es "mejor" a la que se esperaba en la mañana de este domingo.

En esta línea ha continuado el delegado del Gobierno central quien también ha aplaudido el "trabajo profesional" de todos los miembros movilizados, desde el Plan Infoca hasta la Unidad Militar de Emergencias (UME). Precisamente, ha insistido en la obligación de las administraciones a la hora de poner "todo el material, efectivos y recursos" para controlar situaciones de emergencia como esta.

Por ello, ha explicado que el trabajo ha sido "muy efectivo" pues el incendio está "perimetrado" y queda algunos puntos calientes internos. Así, ha subrayado que la situación no tiene "nada que ver" con la "alarma" de esta mañana, por lo que ha mandado un mensaje de tranquilidad a los vecinos de localidades cercanas.