Josu Ternera, momentos antes de ser detenido en Francia.

Josu Ternera, momentos antes de ser detenido en Francia.

España

"Josu Ternera se puede volver a fugar": guardias civiles y víctimas, contra su puesta en libertad

La decisión de la Justicia francesa ha sorprendido a ambos colectivos y señalan que el histórico dirigente de ETA "tiene medios" para permanecer huido.

Noticias relacionadas

“Incomprensión” entre las víctimas del terrorismo y guardias civiles tras la puesta en libertad bajo control judicial del histórico dirigente de ETA, José Antonio Urrutikoetxea, más conocido como Josu Ternera. Ya han pedido explicaciones a la Justicia francesa: “¿Qué motivos lo justifican?”. Consideran que el “riesgo de fuga” es “elevado”, que "tiene medios" para ellos y recuerdan los años en los que, por una o por otra, el jefe etarra ha permanecido huido.

Recordemos que Josu Ternera fue detenido hace un mes, el pasado 16 de mayo, en la localidad francesa de Sallanches. Había pasado sus últimos años oculto en Saint Gervais les Bains, fronterizo con Suiza e Italia, lo que le facilitaba su paso a otros países y entorpecía su seguimiento policial.

A sus 69 años llevaba huido de la Justicia desde 2002 y se le buscaba en España por varias causas pendientes; entre ellos, por ordenar el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza, en la que fueron asesinadas 11 personas (cinco eran menores).

El exjefe de ETA ‘Josu Ternera’ vivía solo en un refugio situado en Saint Gervais les Bains

La noticia de su puesta en libertad bajo control judicial ha supuesto una “sorpresa” para la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). La asociación ya se ha puesto en contacto con las autoridades francesas para recibir las “explicaciones oportunas” sobre esta decisión.

Los abogados de Ternera habían pedido su puesta en libertad por su estado de salud y el ex dirigente de ETA tendrá que entregar su pasaporte y comparecer de forma rutinaria en una comisaría francesa. 

"Riesgo de fuga"

Pero esas medidas no tranquilizan a las víctimas. Un portavoz de Covite añade a EL ESPAÑOL que la decisión ha despertado “una profunda preocupación de las víctimas, especialmente por si Ternera se vuelve a fugar”. También traslada el sentimiento de los miembros de su colectivo: “Queremos que le extraditen a España para ser juzgado por las causas que tiene pendientes”.

La figura de Josu Ternera se había convertido en una obsesión para la Guardia Civil desde que el histórico jefe de ETA leyese el comunicado en el que apuntaba a la disolución de las estructuras de la banda. Los investigadores consideraron que aquel gesto fue una "chulería", teniendo en cuenta la huida de la justicia del dirigente terrorista, y redoblaron esfuerzos para dar con él.

Su detención fue bautizada con el nombre de operación Infancia Robada, en recuerdo a los niños asesinados en la casa cuartel de Zaragoza. ¿Y cuál es el sentimiento entre los guardias civiles?

"Las decisiones judiciales se acatan, pero no necesariamente se tienen que compartir", señalan desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), que se personó como acusación popular contra Ternera. "Esperamos que Francia tome las medidas necesarias para evitar su huida y acelere el proceso de entrega a España para que pueda responder de sus asesinatos".

"Una libertad que no podemos compartir por la memoria de los once asesinados, cinco niños, en la casa cuartel de Zaragoza y de los heridos que llevan años esperando Justicia", añaden desde AEGC.

"Incomprensión" ante la decisión de la Justicia francesa, resume un portavoz de la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), "por el evidente riesgo de fuga de Ternera". Y "frustración" tras el complejo operativo que condujo a la detención del histórico jefe de ETA.