Ignacio Aguado, líder de Cs en Madrid, y Rocío Monasterio, su homóloga de Vox.

Ignacio Aguado, líder de Cs en Madrid, y Rocío Monasterio, su homóloga de Vox. EL ESPAÑOL / EFE

España PACTOS ELECTORALES

La cuenta atrás por los ayuntamientos que condiciona también a las comunidades

El engranaje se antoja complicado, especialmente para Ciudadanos, que tiene desplegadas ofensivas diferentes dependiendo del territorio.

Apenas faltan cinco días para que se constituyan los ayuntamientos a lo largo y ancho del país y las maniobras se solapan, una detrás de otra, en los partidos. El engranaje se antoja complicado, especialmente para Ciudadanos, que tiene desplegadas ofensivas diferentes dependiendo del territorio. En unos, se acerca al PSOE. En otros lugares, busca llegar a acuerdos con su “socio preferente”: el PP —y, por ende, Vox—.

El mapa se parece cada vez más a un sudoku, porque cuando más cerca parece un acuerdo de los gobiernos autonómicos, se suceden los bandazos de alguna de las partes. Es el caso de Castilla y León, por ejemplo, o Aragón. Pero lo cierto es que el calendario juega en contra del tacticismo electoral: la fecha límite para la formación de ayuntamientos está a la vuelta de la esquina —el día 15, en toda España— y, entonces, los partidos se quedarán sin cromos que intercambiar por el poder de las comunidades.

De momento, la primera foto fija de los pactos electorales será este martes, día 11: se constituyen las asambleas regionales de Madrid y Murcia. Los partidos de centroderecha tendrán ahí su puesta de largo para escenificar si, de verdad, son capaces de llegar a acuerdos. Con sus bazas locales.

López Miras y MArio Gómez, candidatos de PP y Cs, a presidir la Región de Murcia.

López Miras y MArio Gómez, candidatos de PP y Cs, a presidir la Región de Murcia.

Región de Murcia y alcaldía

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno de Murcia, Diego Conesa, tiene una postura clara: asegura el apoyo socialista a Ciudadanos para que gobierne el ayuntamiento de la capital, siempre a cambio del respaldo naranja a su investidura como jefe del Ejecutivo murciano como "apuesta por la regeneración". 

Los socialistas tienen 9 ediles y Cs, 4. Así que esta suma necesitaría el apoyo de los 2 de Podemos-Equo con el fin de sumar los 15 de la mayoría absoluta. Esa cifra puede lograrla el PP con sus 11 ediles y los 4 naranjas, o conseguir el Gobierno local por ser el partido más votado si el pacto PSOE-Cs-Podemos no fuera adelante. En la Asamblea la aritmética es similar: un pacto entre Cs y PSOE daría mayoría absoluta, mientras que para que gobierne el PP haría falta una vía andaluza.

De consumarse, el PP perdería uno de sus grandes bastiones. En la Región de Murcia, los populares llevan gobernando 24 años. Y se había visto reforzado su peso institucional con el nombramiento de Teodoro García Egea como secretario general nacional el año pasado.

Cantabria

En Cantabria todo apunta a que el matrimonio entre el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y el PSOE se reeditará. El diputado nacional de los regionalistas, José María Mazón, y el secretario de Organización socialistas y ministro en funciones, José Luis Ábalos, cerrarán el acuerdo que permitirá reeditar el bipartito PRC-PSOE

El único escollo que queda por salvar es la rúbrica de un documento de compromisos con Cantabria que los regionalistas han exigido tanto para reeditar el bipartito PRC-PSOE en la comunidad como para apoyar en el Congreso la investidura del secretario general del PSOE y presidente el Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Y este encuentro se celebrará este mismo martes, día 11.

Mañueco, Igea y Tudanca, candidatos de PP, Cs y PSOE, a presidir Castilla y León.

Mañueco, Igea y Tudanca, candidatos de PP, Cs y PSOE, a presidir Castilla y León.

Castilla y León y Aragón

Tanto en Castilla y León como en Aragón, Ciudadanos está forzando sus cartas. Cuando parecía cerrado el pacto castellanoleonés entre ellos y PP, los de Rivera han vuelto a virar. Este domingo abrieron la posibilidad a un acuerdo con el PSOE, después de que el barón naranja en Castilla y León, Francisco Igea, expresara las "serias dudas" sobre la "voluntad real" del PP para admitir "el cambio y la regeneración". 

En juego están las cabezas del alcalde de Burgos, Javier Lacalle; el de Palencia, Alfonso Polanco; el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, y el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, entre otros. Para Cs es imprescindible su sacrificio puesto que llevan en el cargo más de 8 años. El PP se resiste, aunque al principio mostraron su acuerdo dado que no sería una propuesta “humillante”, según fuentes cercanas a la negociación.

En Aragón, con la alcaldía de Zaragoza como moneda de cambio, los populares están tratando de camelar a Ciudadanos. Pero su principal problema es que para conseguir hacerse con el poder autonómico necesitan el apoyo de Vox y del Partido Aragónes (PAR). El partido de Santiago Abascal intentó facilitar la operación: aseguran "en Aragón no es imprescindible que Vox entre en el Gobierno para evitar que gobierne la izquierda", sino que le bastaría con apoyarlo desde fuera.

Lambán, Aliaga y Belmonte, candidatos de PSOE, PAR y PP a presidir Aragón.

Lambán, Aliaga y Belmonte, candidatos de PSOE, PAR y PP a presidir Aragón.

Pero el PAR —partido tradicionalmente de derechas— llegó a un acuerdo con el PSOE. Lo escenificaron la pasada semana el que probablemente repita como presidente de Aragón, el socialista Lambán, y el líder de los regionalistas, Arturo Aliaga. Cuando se selle, le arrebatarán la posibilidad de conformar una mayoría absoluta a PP, Ciudadanos y Vox.