A la derecha, el comisario José Villarejo. A la izquierda, una de las páginas del índice del libro que preparaba.

A la derecha, el comisario José Villarejo. A la izquierda, una de las páginas del índice del libro que preparaba.

España EL 11-M, 15 AÑOS DESPUÉS

"Un trabajo por encargo": así reflejó Villarejo hace 13 años la conexión marroquí del 11-M

El excomisario preparaba un libro sobre el atentado donde revelaba la presunta implicación de franceses y marroquíes. 

El excomisario José Villarejo dejó por escrito en enero de 2006 sus tesis y los datos que logró recabar sobre los atentados del 11-M. Según desvela hoy el portal Moncloa.com, el exagente encubierto pensaba escribir un libro sobre el peor ataque terrorista en la historia de España, titulado 11-M Desde Dentro. Para ello, el exagente de Inteligencia preparó un índice con los temas más importantes que quería tratar en su libro. 

El documento, fechado el 28 de enero de 2006, refleja a modo de resumen una versión muy similar a la aportada trece años después por Villarejo ante la Audiencia Nacional para explicar la supuesta intervención de los servicios secretos marroquíes y franceses en la comisión de los atentados. 

En un primer apartado, llamado "Caldo de cultivo" el documento recuerda la presencia española en la guerra de Irak, las "amistades peligrosas" de José María Aznar con la foto de Las Azores y su alianza con EEUU, y el desplante diplomático a Francia cuando España no apoyó la redacción de la Constitución Europea tal y como la planteó el Ejecutivo galo. "Perejil en sala, la respuesta inesperada y no olvidada" refleja la tesis de que la invasión marroquí de la pequeña isla y su posterior expulsión por la fuerza fue otro de los supuestos detonantes.

Bomberos trabajan en uno de los vagones del atentado.

Bomberos trabajan en uno de los vagones del atentado.

Según el documento, el capítulo "los ojos cerrados de los hermanos sirios" pensaba tratar "El boicot de los teléfonos" por el que la inteligencia siria se negó "a dar los datos del rastreo de una cabina del Líbano y después de mutilar algunas de las llamadas, se las facilitaron al DB francés". Algo que el expolicía declaró en esos mismos términos en la Audiencia Nacional. 

Los directores de orquesta

En el apartado de "los preparativos", Villarejo refleja puntos como "la transmutación milagrosa, de medriocres chorizos a terroristas fanáticos" o "la intoxicación de los ejecutores... la técnica de los compartimentos estancos (ni a dónde, ni por dónde ni cómo ni cuándo). En la tercera parte, llamada "La acción del 11-M", el resumen incluye un capítulo sobre "Los directores de orquesta.. de distintos países pero todos hablaban francés". Poco después, el exmando policial habla abiertamente de "un trabajo por encargo"

Una de las páginas del índice elaborado por el exagente.

Una de las páginas del índice elaborado por el exagente.

En la cuarta parte del proyecto literario, llamada "Los chapuzas", Villarejo pensaba tratar "la ocultación de pistas", "El explosivo que no se encontró y el que de pronto apareció" en una clara referencia a la mochila de Vallecas y los peritajes divergentes sobre la presencia de Titadine y Goma 2 Eco entre los explosivos. 

En la última parte del índice del libro, que nunca llegó a materializarse, Villarejo explica que tras los atentados, "Marruecos mejora ostensiblemente sus relaciones" y le aporta a España "beneficios en cascada" como los acuerdos de pesca, mientras que "Francia se tranquiliza ante la pérdida de sintonía de España con EEEUU" y "España se convierte en aliada del mundo árabe en contra de Israel y EEUU".