El concejal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Llanes, Javier Ardines.

El concejal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Llanes, Javier Ardines. Ayuntamiento de Llanes

España

Un hombre despechado pagó a criminales argelinos para que "diesen un susto" a Javier Ardines

La Guardia Civil descarta las hipótesis económica o política y hablan de un móvil sentimental en el asesinato del concejal de Llanes (Asturias).

Gonzalo Araluce Daniel Montero

Noticias relacionadas

El asesinato de Javier Ardines, concejal de Izquierda Unida en Llanes (Asturias), está marcado por el móvil sentimental. Fuentes próximas a la investigación descartan cualquier otra hipótesis. En concreto, consideran que la relación que podría haber mantenido con la mujer de uno de los detenidos podría haber desencadenado los hechos. En total, han sido detenidas cuatro personas; dos españoles y dos argelinos. Los últimos se tratarían de criminales que actuaron a sueldo para "dar un susto" al edil.

Detenciones de la Guardia Civil por el asesinato del concejal de Llanes, Javier Ardines

Según ha sabido EL ESPAÑOL, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil trabajan desde hace meses con la principal hipótesis del móvil sentimental. Javier Ardines fue asesinado el 16 de agosto de 2018 a primera hora de la mañana en las inmediaciones de su domicilio en Belmonte de Prías (Llanes).

Aunque en un principio se barajaban también otras posibilidades -temas económicos o políticos-, los investigadores encontraron pronto indicios que apuntaban a un ajuste de cuentas personal. Pronto pusieron el foco sobre un hombre con residencia en Vizcaya, despechado por un asunto sentimental.

Los investigadores pudieron comprobar que el individuo en cuestión, con el apoyo de otro vecino de Amorebieta (Vizcaya), se puso en contacto con dos hombres de origen argelino, criminales dispuestos a "darle un susto" al edil, señalan fuentes de la investigación.

El 16 de agosto de 2018 fue la fecha escogida. Los sicarios -siempre siguiendo el relato de estas fuentes- instalaron una barrera de obstáculos en la carretera próxima a la vivienda de Javier Ardines. Cuando el concejal llegó hasta este punto a bordo de su vehículo, abrió la puerta y descendió del mismo para retirarlos. En ese momento le golpearon con fuerza en la cabeza. Los asesinos se dieron a la fuga. Un vecino encontró el cadáver a primera hora de la mañana.

Tras medio año de pesquisas, los agentes han logrado atar los cabos y dar con todos los implicados en el crimen. Tres de ellos han sido detenidos en Vizcaya. En concreto, la Guardia Civil practica registros en la mañana de este martes en la localidad de Amorebieta.

El cuarto ha sido capturado en Suiza. Las autoridades españolas han iniciado los trámites de extradición para que pueda comparecer ante la Justicia. Las investigaciones han sido coordinadas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Llanes y las diligencias continúan bajo secreto de sumario.