Grezzi, a la izquierda, junto al alcalde de Valencia, Joan Ribó.

Grezzi, a la izquierda, junto al alcalde de Valencia, Joan Ribó. EFE

España VALENCIA

Los dos minutos de angustia en ambulancia que en Valencia achacan al concejal Grezzi

Un vídeo que denuncia las dificultades para socorrer una emergencia por culpa del carril bici se ha vuelto viral en las redes. 

Los empeños del concejal de Movilidad de Valencia, Giuseppe Grezzi, por restringir la circulación de vehículos en la ciudad, tiene una derivada polémica: dificulta el tránsito de vehículos de emergencia y de ambulancias, a veces de forma preocupante. Así lo pone de manifiesto un angustioso vídeo que se ha viralizado y en el que un conductor demuestra la ratonera en que el Ayuntamiento ha convertido una de las grandes vías de la ciudad. Se trata de la avenida Reino de Valencia, ahora con un solo carril para los coches tras crearse un amplísimo carril bici.

Los dos minutos de angustia en ambulancia que en Valencia achacan al ayuntamiento

"Las urgencias no saben si están en una calle o en otra, pero te piden pasar". Así empieza el testimonio, que muestra durante dos largos minutos los intentos de una ambulancia por llegar a su destino. En ese tiempo, el vehículo apenas puede avanzar unos metros.

El ruido ensordecedor de las sirenas pide paso, pero el conductor enfoca una vía vacía: se trata del carril bici que el concejal Grezzi ha implantado no sin polémica vecinal. "Así está el tema, esto es lo que ha conseguido Compromís", denuncia el automovilista.

"Gracias, Grezzi"

El conductor le cede el paso tras una maniobra, pero muestra cómo las dificultades de la ambulancia sólo acaban de empezar: "Por delante tiene un autobús, otro autobús, más coches..." y defiende a los otras vehículos, que "no pueden volar, la gente no se puede apartar más".

Al malestar de los vecinos por los atascos y a la ralentización del tráfico se le suma la seguridad y la premura de las urgencias, ya que las ambulancias y los vehículos policiales se encuentran este tipo de trabas a lo largo de todo el recorrido. "Y este es el camino más corto. Gracias, Grezzi, el que va en la ambulancia te lo va a agradecer toda la vida", sentencia el denunciante.

La realidad es que Valencia, que como toda gran ciudad registraba hasta la llegada de Grezzi alta densidad de tráfico en las horas punta, ha pasado a sufrir embotellamientos de forma habitual a cualquier hora del día. El concejal asegura que el problema existe "porque hay muchos coches y la ocupación es de 1,3 personas por vehículo".