Los antidisturbios empiezan a desalojar a los taxistas de La Castellana.

Los antidisturbios empiezan a desalojar a los taxistas de La Castellana. EE

España

Los taxistas, desalojados de La Castellana, bloquean Sol: "Somos taxistas, no terroristas"

Los conductores continúan con su pulso en las calles de Madrid en la Puerta del Sol, donde hacen otra movilización entre fuertes medidas de seguridad.

Arturo Criado Carmen Lucas-Torres Victoria Fernández

Después de varias horas protestando en la calle Génova y en el Paseo de la Castellana, los taxistas mantienen su pulso en las calles de Madrid y se concentran en la Puerta del Sol rodeados de un fuerte dispositivo de seguridad, con decenas de lecheras y antidisturbios. 

Entre gritos de "sí se puede" y "somos taxistas, no terroristas", los manifestantes se han concentrado en Colón y han dado inicio a la marcha por Recoletos que ha terminado en Sol. 

Los taxistas concentrados en Colón

A lo largo de la mañana, los taxistas concentraron sus protestas en el Paseo de la Castellana y en la calle Génova, ante la sede el Partido Popular. "Ni un voto al PP" y "Garrido dimisión" fueron algunas de las frases que gritaron los taxistas frente a la sede del PP. 

El Paseo de la Castellana amaneció completamente cortado por los taxistas. A primera hora de la mañana la Policía Nacional dio un ultimátum a los taxistas que han bloqueado el Paseo de la Castellana este fin de semana: o la vía se despejaba,o las autoridades empezaban a retirar los coches con la grúa y a sancionar a los conductores. Ante la negativa de muchos en moverse de la carretera, los antidisturbios han procedido a la retirada de coches con la grúa. 

A primera hora, los conductores han despejado el primer tramo que estaba bloqueado, entre Plaza de Castilla y la Glorieta Emilio Castelar, pero la carretera seguía cortada de allí en adelante. La tensión entre los antidisturbios y los taxistas se ha elevado en algunos momentos aunque no se han llegado a producir cargas. Algunos conductores han decidido dirigirse a pie hacia la sede del PP donde estaba convocada una protesta para las 11.00 horas. 

Ante la presión policial, algunos taxistas han llamado también a sus compañeros por las redes a desplazarse a la T4 del Aeropuerto de Madrid para repensar la estrategia a seguir.

Mientras tanto, se viven momentos de tensión y enfrentamiento entre taxistas y conductor es de VTC. "¡No puedes estar ahí!", gritaba un joven taxista a un conductor de Cabify parado en un carril taxi en la calle Díaz-Porlier, barrio de Salamanca. "¡Y qué vas a hacer, me vas a pegar tú también?", contestaba el conductor de VTC grabando la escena con su móvil.

La bronca entre un taxista y un conductor de VTC

EL ESPAÑOL ha presenciado uno de los múltiples enfrentamientos de este lunes desde el interior del taxi. Pronto cinco agentes de la Policía municipal acudían al lugar de los hechos para disuadir a quienes se enfrentaban. Por ahora, el tráfico es fluido en la Castellana con taxis plagados de banderas y los cláxones sonando en ambas direcciones de la arteria principal de Madrid.

Después de una semana de huelga, los taxistas han ocupado este domingo la arteria central de la capital y amenazaban "¡Vamos a petar Madrid!". Ante la perspectiva del caos que podrá ocurrir en la capital si los taxistas no desbloquean la carretera, la Policía Nacional se ha personado en el Paseo de la Castellana y ha instado a los conductores a despejar la vía. Los taxistas llaman a sus compañeros a la resistencia pacífica, animándoles a permanecer en el coche, para impedir que se lleven los vehículos y mantener, así, la acampada. 

Después de su intento de colapsar la Feria Internacional de Turismo (Fitur) y de los bloqueos en la M40, el objetivo de los taxistas es que este lunes la capital viva un día "intenso", y continuar con las movilizaciones. De hecho, está previsto que a lo largo del día lleguen a Madrid taxistas de otros puntos de España, 1.500 desde Andalucía, 2.000 desde la Comunidad Valenciana y también desde otros lugares, como Zaragoza.

Aunque no lo han comunicado de manera oficial, la idea es tomar tomar la capital a primera hora de la mañana, en plena hora punta. Para ello plantean varias opciones: marchas lentas en los principales accesos y arterias de la ciudad, o protestas a pie en los principales puntos neurálgicos, tales como estaciones de tren y autobús, intercambiadores, y cortes de calles. 

Así, esperan continuar su concentración en esta arteria central que cruza Madrid de norte a sur y por la que diariamente circulan miles de vehículos. Y también esperan realizar una ruidosa marcha "con cacerolas y pitos, con todo, menos con barras" de 11.00 a 13.00 horas hasta la sede del Partido Popular, en la calle Génova; e ir a la Puerta del Sol de 17.00 a 19.00 horas.