Montaje con dos capturas de pantalla del vídeo difundido por los canales de Telegram.

Montaje con dos capturas de pantalla del vídeo difundido por los canales de Telegram.

España TERRORISMO

Expertos ponen en duda la autoría de Daesh o Al Qaeda de las últimas amenazas a Barcelona

El contenido de los vídeos es igualmente peligroso, porque llama a atentar en Barcelona. Individuos próximos a la ideología yihadista podrían dar el salto a cometer sus atentados, azuzados por el contenido de los mismos. Imágenes de decapitaciones, de violencia explícita... Pero, ¿quién está detrás de la elaboración de los mismos? Dos expertos ponen en duda que productoras audiovisuales del Estado Islámico o Al Qaeda los hayan creado.

De acuerdo a un informe conjunto elaborado por Bahae EddineJosé María Gil Garre, investigadores de Comunidad de inteligencia y Seguridad Global (CISEG) e International Security Observatory (ISO), respectivamente, hay bastantes indicios para sospechar que ninguna productora vinculada a los grupos terroristas construyese los vídeos. Recordemos que en ambos se afirmaba que "muy pronto" se cometerían atentados en España y, más concretamente, en Barcelona. El informe habla de contenidos audiovisuales "delictivos" pero "de origen dudoso".

El primer vídeo se conoció el 10 de diciembre de 2018. En él se insta a responder con violencia a las detenciones de miembros de organizaciones yihadistas y se afirma que "las células ya están preparadas" para perpetrar sus atentados: "Matadlos donde los encontréis".

Barcelona mantiene los controles de seguridad ante la amenaza terrorista

El análisis se centra, en un primer momento, en errores ortográficos en la redacción de algunos términos en árabe: "Este tipo de errores son muy habituales y recurrentes en los occidentales que están en sus primeros años de aprendizaje del idioma árabe", detallan. Pero además ponen el foco en la metodología de la producción. Según detallan, el texto de los vídeos elaborados por organizaciones yihadistas se redacta en árabe y después se traduce a otros idiomas. En el caso de este material, se aprecia que el texto original es en español y se ha subtitulado después en árabe, en "una traducción más que pésima".

Los investigadores también analizan los términos empleados. "Detención" no es un recurso habitual de los yihadistas, que optan por "captura" o "secuestro". Consideran, igualmente, que en la "terminología salafista" no existe el término "héroe", que sí aparece en el vídeo.

El informe cree que al vídeo le falta "parte emocional" y que incurre en contradicciones sobre las reivindicaciones de Daesh en relación con los ataques de Barcelona de 2017.

Estadísticas de detenciones por actividades yihadistas en España, actualizado en diciembre de 2018.

Estadísticas de detenciones por actividades yihadistas en España, actualizado en diciembre de 2018.

El segundo vídeo

Pocos días después se conoció la existencia de un segundo vídeo. A los investigadores les llama la atención que el productor no eliminase la música de un segmento del mensaje: "Este tipo de música es considerada un pecado mayor". Sí destacan una mejoría en la subtitulación del vídeo y el uso del árabe, pero creen que se incurre en varios errores de traducción, así como en la incorrecta utilización de algunos términos que habitualmente se emplean en los mensajes salafistas.

Un problema de seguridad

Fuentes de seguridad consultadas por EL ESPAÑOL detallan que existe un amplio espectro de hipótesis en torno a la elaboración de estos vídeos. Incluso, que hayan sido editados en España.

Más allá de su creación, las mismas fuentes detallan que estos vídeos "suponen una amenaza equiparable a la que pueden tener los distribuidos por Estado Islámico o Al Qaeda". El motivo: individuos radicalizados afines al yihadismo podrían verse empujados a cometer todo tipo de acciones violentas tras ver los mensajes.

Cabe recordar que muchos de los atentados cometidos en Europa los perpetraron individuos sin grandes apoyos logísticos o de estructuras. Son los llamados "lobos solitarios", que pueden efectuar sus ataques con un camión, un vehículo, un arma de fuego o incluso un cuchillo. Y que en estos vídeos pueden encontrar el detonante definitivo para llevar a cabo sus acciones.

Por eso, desde diferentes cuerpos de la lucha antiterrorista se trata de localizar el origen de los dos vídeos en los que se llama a atentar contra Barcelona. El Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), que incorpora a Policía Nacional, Guardia Civil, CNI y policías autonómicas, se reunió en fechas navideñas alertado por una amenaza de atentado en la capital catalana. Un ciudadano cuya identidad correspondería con las iniciales de L.B. habría planeado atacar mediante un autocar "en zonas de alta ocupación". Estados Unidos también alertó de posibles atentados en Barcelona.

El Ministerio de Interior mantiene el nivel 4 sobre 5 de alerta terrorista. Los vídeos en los que se llama a atentar son objeto de un profundo análisis para tratar de determinar el nivel verdadero de amenaza, independientemente de si han sido creados por Daesh, Al Qaeda, o son de origen desconocido.