Santiago Abascal

Santiago Abascal

España

Las seis condiciones de Abascal para que Vox apoye al PP en Andalucía

El líder de Vox, Santiago Abascal, es uno de los grandes triunfadores en las elecciones andaluzas tras irrumpir en el Parlamento con 12 diputados y convertirse en la llave para un gobierno conservador junto a PP y Ciudadanos.

Pero tienen sus condiciones, más bien "el pacto que hemos firmado con los 400.000 andaluces que nos han apoyado" y que piensan poner sobre la mesa de Juan Manuel Moreno Bonilla si quiere contar con sus votos para ser el nuevo presidente de Andalucía.

La voluntad para que "haya una mayoría alternativa a la corrupción socialista y al comunismo chavista que dirigía el cotarro en estos momentos" es total, pero tienen seis condiciones que estaban claras en su programa electoral:

Competencias del Estado y reducción de impuestos

"Los que nos han votado lo han hecho para decir que el Estado de las Autonomías ha fracasado y que el Estado tiene que recuperar las competencias en Sanidad y Educación". Primera condición.

"Que están cansados de impuestos abusivos para mantener el chiringuito de los políticos por lo que vamos a exigir la supresión del impuestos de sucesiones". Segunda petición.

Abasca: los resultados en Andalucía son un anticipo del crecimiento de VOX en toda España

Tradiciones y sin ideología de género

"Nuestros votantes se han sentido identificados con una fuerza que respeta sus tradiciones como la Semana Santa, la caza y la tauromaquia". Condición número tres.

"Que sean derogadas las leyes ideológicas como son las de género y la de Memoria histórica". Cuarto supuesto.

La inmigración y prioridad para los españoles

Número cinco: "Hay que luchar contra la inmigración ilegal que es un problema para la convivencia y para la prosperidad y que va a dar muchos problemas en España".

Y la última, "que los españoles tienen que tener prioridad para las ayudas sociales". Y concluye: "Eso es lo que vamos a poner encima de la mesa" porque "no hemos venido a investir a una persona sino a defender ideas".

Su hombre en Andalucía, Francisco Serrano, ha insistido en que son "un partido transversal" pero sobre todo "el partido del cambio verdadero porque si no hubiera sido por VOX hubiera sido lo mismo, la continuación de esa Andalucía estancada en el fraude, corrupción y pobreza".

Ni Abascal ni Serrano han querido contestar a las críticas "y a los insultos" de otros paridos pero han advertido "haremos responsable a Pablo Iglesias de cualquier ataque y acto de violencia contra esta formación política".

Sobre si están dispuestos a apoyar a un gobierno sin entrar en él o si van a exigir consejerías y cuotas de poder, Vox traslada la decisión a la reunión que tendrán el miércoles y mientras tanto, esperan las llamadas de quienes quieran contar con ellos.