España

Casado insiste en pactar con Cs aunque PP-A no sea el más votado

Ha señalado que su formación estaría dispuesta a tal acuerdo porque no puede "salir al ring con una mano en la espalda".

El presidente del PP, Pablo Casado, ha vuelto a dejar claro que su preferencia en cuanto a un hipotético pacto de gobierno tras los resultados de las elecciones andaluzas del 2 de diciembre es Ciudadanos y ha señalado que su formación estaría dispuesta a tal acuerdo aunque no fuese la lista más votada porque no puede "salir al ring con una mano en la espalda".

En una entrevista en la Cadena Ser, el líder del PP ha explicado que su partido estaría de acuerdo en juntarse con Ciudadanos para gobernar Andalucía aunque no fuese el partido más votado y el PP haya defendido que fuera la lista más votada la única que pueda formar gobiernos.

"Se presentó una ley electoral una semana antes de las elecciones para a volver a pedir al Congreso si apoyaba que sólo pudiera gobernar la lista mas votada, como la cámara lo rechazó, lo que yo no puedo es salir a ring con un mano en la espalda", ha dicho Casado.

Preguntado por si cree que Ciudadanos podría superar en votos al PP-A, al presidente popular ha aseverado que el partido del candidato Juan Marín "no" les van a "derrotar" y lo que espera es que los resultados de los comicios permitan "derrotar" a Susana Díaz para volver a situar a Andalucía "en lo que se merece, que es estar a a cabeza de España y no en estos 40 años en blanco y negro en los que la ha sumido el PSOE".

En este punto, Casado ha relatado que en Andalucía "hay un 25 por ciento de paro, pobreza y casos de corrupción escandalosos" además de listas de espera sanitarias y resultados en educación que "son peores que en otras Comunidades Autónomas" y, ante esto el gobierno de Susana Díaz "algo tendrá que ver".

Así, para el líder del PP, aunque los andaluces sean "personas estupendas y con los mismos condicionantes personales que cualquier otro español", es probable que lo que exista sea un ejecutivo que "no está sacando partido de las potencialidades de la tierra".

Por eso, Casado ha reiterado que lo que quiere tras las elecciones es "hacer una mayoría alternativa de gobierno" que encaja con la hipótesis de sumar con Ciudadanos al ser una fuerza que "ya está" en el Parlamento andaluz y con la que el PP ya ha alcanzado acuerdos de gobierno en otras comunidades.

En este punto, y preguntado por si pedirá a Vox su apoyo si este partido logra representación en Andalucía, Casado no ha querido hablar de esta fuerza, al igual que no habló de Podemos "cuando no había sacado un escaño" en el Parlamento Europeo, por lo que se ha limitado a contestar que lo que valora es "lo que hacen los partidos con representación parlamentaria".

No cree que Cosidó escribiera el Whatsapp

Ha dicho que no cree que el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Ignacio Cosidó, ecribiera el 'WhastApp' presumiendo del control que iba a tener el partido sobre el CGPJ y que envió a los senadores de la formación. Dicho esto, ha admitido que desconoce quién es el autor de ese mensaje, pero ha señalado que "no le importa" porque él lo ha "rechazado igual", dado que su contenido le parece "erróneo".

En una entrevista en la Cadena Ser, Casado ha negado que el mensaje dijera que el PP tenía controlada la Sala Segunda del Tribunal Supremo sino que el juez Manuel Marchena tenía "autoridad como para seguir influyendo" en esa Sala del alto tribunal, algo que, según ha dicho, también le parece "erróneo".

Al ser preguntado expresamente si sabe el nombre de la persona que escribió ese 'WhatsApp' y si lo está averiguando, ha respondido: "La verdad es que no lo sé y no me importa porque lo he rechazado igual. Lo he rechazado, primero, porque la información que da es falsa y por eso dí toda clase de detalles de cómo fue esta renovación en plazo del CGPJ".

En cuanto a si considera que lo hizo Cosidó, ha dicho que no lo cree y ha añadido que reclamó explicaciones al portavoz del PP en el Senado tras difundirse esa información. "Me dijo que sentía mucho, que era una irresponsabilidad y que no tenía que haber reenviado ese mensaje". Preguntado entonces si lo escribió el exministro Rafael Catalá, que he negociado con el Gobierno esa renovación del Consejo, ha señalado: "A mí me han dicho todos que no".

Exige a Sánchez que pida disculpas

Casado ha acusado al Gobierno, "sin conocimiento" del PP y del propio Marchena, de "filtrar" el nombre del presidente "hiriendo en ese momento el pacto de muerte". De hecho, ha revelado que se enteró de todo eso "por la prensa" y que no rompió entonces el acuerdo por "respeto a la independencia judicial". "Creo que esto sí que es susceptible de que el presidente del Gobierno pida disculpas, no solo a este partido sino a los españoles y al interesado al que pusieron en la picota", ha proclamado.

Tras insistir en que el Gobierno no ha estado "a la altura" y que el PP "difícilmente podía manosear el procedimiento de elección" del Consejo cuando no conocía a Marchena, el presidente de los 'populares' ha recordado que en el programa del PP ya figuraba volver al sistema de elección de los años 80 y que "no ha dado esa sensación de independencia judicial que los ciudadanos reclaman".