Rivera, en Alsasua, Navarra, este domingo.

Rivera, en Alsasua, Navarra, este domingo. Efe

España

Rivera pide la dimisión del socialista Ander Gil por sus acusaciones sobre el acto de Alsasua

Daniel Ramírez Daniel Basteiro

Albert Rivera ha exigido a Pedro Sánchez que cese al portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil. A ojos del líder de Ciudadanos, es “inadmisible” que este dirigente “confunda a las víctimas con los verdugos”. Estas son las palabras de Gil que han soliviantado a la Ejecutiva naranja: “Fueron a agitar el odio los que nunca tuvieron que mirar por la mañana bajo su coche, los que nunca despidieron a un compañero en un funeral. Nada se construye desde el odio. No tenéis proyecto de convivencia para unir a los españoles. Solo vivís de los conflictos”.

Las declaraciones de Ander Gil por las que Rivera pide su dimisión

Se da la circunstancia, han remarcado distintos portavoces de Ciudadanos, que dos de los tres ponentes del acto en Alsasua tuvieron que mirar continuamente debajo de su coche y estuvieron en el punto de mira de ETA durante los años de plomo: Beatriz Sánchez Seco, víctima del atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en 1987; y Fernando Savater, objetivo de los terroristas.

Rivera, tras consensuarlo con su formación, ha reiterado que el “sanchismo” no puede mantener en la portavocía del Senado a alguien que “silencia a los violentos” y “condena a la democracia”.

Con dos muletas fruto de una lesión en la pista de tenis, el líder de los liberales ha revelado haber recibido “decenas de cartas” de policías, guardias civiles y víctimas de ETA “indignados” con las manifestaciones de Ander Gil. Si Sánchez le aparta, ha escenificado Rivera, “no será cómplice” de sus palabras.

Este lunes, recopiladas las declaraciones de varios miembros del Ejecutivo, el candidato de Ciudadanos ha aseverado: “¿A este Gobierno le molesta una víctima del terrorismo, pero no el carnicero de Mondragón? ¿Les molesta Fernando Savater, referente en la lucha contra ETA?”.

Tras un anunciar un nuevo acto para el 24 de noviembre en Madrid –éste contra los hipotéticos indultos de Sánchez al separatismo–, Rivera ha reiterado que defenderán la democracia y la convivencia “en cualquier lugar de España”. “Los violentos no deben decir a los demócratas dónde pueden ir. Quiero un Gobierno que condene la violencia, y no la democracia”, ha afirmado.

A modo de resumen, Rivera ha lamentado que el sanchismo haya “abandonado” el “constitucionalismo”: “Ahora son socios del nacionalismo y el populismo. Les preocupa que molestemos a los violentos. Esto es el mundo al revés. No podemos seguir por este camino”.

En nombre de los centenares de “valientes” que acudieron al acto de Alsasua, Rivera ha “agradecido” a la Guardia Civil el dispositivo de seguridad articulado este domingo: “Es de recibo reconocerlo. Volvieron a demostrar que son dignos de todo homenaje. Aguantaron estoicamente”.

Ábalos critica a Rivera por "apropiarse del dolor" ajeno

El PSOE rechaza asumir cualquier tipo de responsabilidad. "No reprocho nada al señor Gil", ha dicho en una rueda de prensa en Ferraz, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, que aseguró que el portavoz en el Senado no se refería a ninguna víctima con sus declaraciones. "¿A los señores de Cs, PP o Vox, usted los ve medidos?", se ha preguntado. El también ministro de Fomento ha reconocido que Ciudadanos tiene derecho a organizar actos donde le apetezca, pero criticó los motivos que, según él, llevaron a Rivera a Alsasua. Ábalos ha cargado contra "aquellos que se apropian del dolor ajeno" y pretenden "sacar rédito político a costa del dolor que no es propio".

El número tres del PSOE se ha extendido largamente sobre el asunto y ha acusado a Ciudadanos de "elevar la tensión" y no contribuir a la "normalización" en Alsasua al contribuir a que la imagen de la localidad se vea asociada a los agresores de los dos guardias civiles. El PSOE distingue entre "víctimas" y "verdugos", ha dicho en respuesta a Rivera, de quien aseguró que, si él hubiera vivido en la generación de la Transición, no habría sido posible pactar la Constitución. "Ser constitucionalista no es defender un texto legal. El único partido que sobrevive de aquella época es el PSOE. Los demás, bienvenidos", ha dicho, criticando el "protagonismo" que se da el líder de Ciudadanos, de quien también ha criticado que organice una manifestación contra los indultos en Cataluña el 25 de noviembre, día internacional de la lucha contra la eliminación de la violencia contra la mujer.