El asesinato del periodista Jamal Khashoggi en dependencias del consulado de Arabia Saudí en Estambul (Turquía) ha abierto las puertas a las críticas por la venta de armas a Riad. Desde sectores políticos y organizaciones humanitarias plantean qué no serán capaces de hacer los saudíes en la guerra del Yemen si un informador crítico ha sido descuartizado en sus dependencias diplomáticas. Pero el negocio armamentístico español va mucho más allá del país árabe: en los últimos diez años ha exportado material por valor de casi 27.000 millones de euros a 113 países.

Pero, de esos 113 países, ¿cuántos están gobernados bajo dictaduras o gobiernos acusados de transgredir los Derechos Humanos? Para responder a la pregunta, tomamos como base el Índice de Democracia (Democracy Index) elaborado por la unidad de inteligencia de The Economist. Se trata de una lista que mide el nivel de democracia de cada país en función de 60 variables agrupadas en las siguientes categorías: proceso electoral y pluralismo, libertades civiles, funcionamiento del gobierno, participación política y cultura política.

De acuerdo a esa lista, España ha exportado armamento en la última década a 26 países marcados en rojo; o lo que es lo mismo, calificados como regímenes autoritarios. A través de ellos ha ingresado 5.593 millones de euros. Se trata de Afganistán, Angola, Arania Saudí, Argelia, Bahréin, Camerún, Cuba, Egipto, Emiratos Árabes, Etiopía, Gabón, Guinea Bisau, Guinea Ecuatorial, Jordania, Kazajistán, Kuwait, Libia, Mauritania, Omán, Qatar, República Democrática del Congo, Ruanda, Rusia, Uzbekistán, Venezuela y Vietnam.

.

.

En el siguiente escalón, el Índice de Democracia habla de regímenes híbridos; aquellos que no alcanzan unos estándares de democracia imperfecta o plena. España ha exportado armamento en los últimos diez años a 18 de esos países: Bangladesh, Bolivia, Burkina Faso, Guatemala, Honduras, Irak, Kenia, Kirguizistán, Macedonia, Mali, Marruecos, Nicaragua, Pakistán, Tailandia, Tanzania, Turquía, Ucrania, Zambia. Con ellos ha ingresado 1.495 millones de euros.

.

.

En el top 10 de ventas

El Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) ubica a la industria armamentística española entre las diez con un mayor volumen de exportación a nivel mundial. Los datos que manejan desde la Secretaría de Estado de Comercio -organismo encargado de supervisar la venta de material de defensa y doble uso, término bajo el que se conocen estas transacciones- respaldan los planteamientos del instituto sueco.

EL ESPAÑOL ha cruzado los datos disponibles de los últimos diez años para hacer una fotografía del sector armamentístico. En concreto, se han estudiado los informes difundidos por el Ministerio de Industria entre 2008 y 2017, ambos incluidos. En dichos informes se incluyen que incluye todas las licencias de exportación autorizadas. ¿Cuánto se ha vendido en una década? La cifra exacta es de 26.968.219.947 euros. La cifra, por ser casi inabarcable, la redondeamos hasta los 27.000 millones de euros.

La evolución

La evolución en venta de armas al exterior es creciente. Los años de crisis no lo fueron en el sector armamentístico, que no ha dejado de incrementar su volumen de negocio. Si en 2008 se vendió material por valor de 934 millones, en 2017 la cifra aumentó hasta los 4.346 millones. En la siguiente gráfica se aprecia la proyección:

.

.

En total se ha vendido armas a 113 países. En los datos incluimos a la Polinesia Francesa y a Nueva Caledonia porque, pese a ser territorio francés, tienen autonomía en la compra de material de defensa y doble uso. Dividido por continentes, Europa es la principal ventana de exportaciones, con 14.721 en la última década: Alemania, Reino Unido y Francia son socios de España en programas mutuos de construcción de armamento en el marco de la Unión Europea, y buena parte de las ventas están destinadas a este ámbito.

.

.

El siguiente continente donde se ha exportado más armamento es a Asia, con 5.556 millones de euros. ¿El motivo? El aumento de exportaciones a Arabia Saudí, que se ha convertido en una pasarela para el sector armamentístico. Las relaciones comerciales Madrid-Riad se traducen en ingresos por valor de 1.677 millones de euros. O lo que es lo mismo, a Arabia Saudí se le vende el 30% de las armas que se exportan al continente asiático.

Una delegación saudí ultima detalles en Navantia sobre las cinco corbetas

En América se ha vendido armamento por valor de 3.293 millones de euros en la última década. Estados Unidos ha constituido el principal mercado en el continente, que ha comprado material valorado en 691 millones de euros. México, con 532 millones; Brasil, con 347 millones de euros; Colombia, con 232 millones; Chile, con 168 millones, son algunos de los principales socios. Pero nada comparado con 1.010 millones de euros que ha abierto la ventana venezolana, donde se han exportado varias embarcaciones de guerra.

Por último, España ha vendido en los últimos diez años armamento por valor de 1.994 millones de euros a Oceanía -prácticamente todo a Australia a través de contratos navales- y 1.274 millones a países africanos, con Egipto como principal comprador (696 millones).

Con todos estos elementos, España se ha convertido en uno de los principales países exportadores de armas. Fuentes del Ministerio de Industria apuntan que todas las ventas están sometidas a un riguroso control y que también se han producido denegaciones por no las dudas que despertaban los países interesados en la compra. Desde organizaciones humanitarias reclaman que se haga un mayor seguimiento del destino final de las armas exportadas.