Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil de 'La Manada', tras firmar en los juzgados de Sevilla.

Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil de 'La Manada', tras firmar en los juzgados de Sevilla. Efe

España

Guerrero, el guardia civil de la Manada, no será expulsado del cuerpo hasta sentencia firme

Noticias relacionadas

Antonio Manuel Guerrero, conocido por su implicación en La Manada, no será expulsado de la Guardia Civil hasta que no haya una sentencia firme sobre el caso de los abusos sexuales que tuvieron lugar en Sanfermines de 2016. Su situación actual es la de servicio activo, aunque no se le ha asignado ningún destino.

En la mañana de este jueves, el Ministerio de Defensa ha anunciado la expulsión del Ejército del militar de La Manada, Alfonso Jesús Cabezuelo. Lo hace en virtud de la Sentencia nº 38/2018 de 20 de marzo de la Audiencia Provincial de Navarra, y en aplicación del artículo 10.2 de la Ley 8/2006, de 24 de abril, de Tropa y Marinería. En el caso de Antonio Manuel Guerrero, no se puede resolver su situación hasta que no haya una sentencia firme.

Según fuentes del Ministerio de Defensa consultadas por EL ESPAÑOL, "tanto el régimen de personal como el régimen disciplinario de la Guardia Civil son completamente diferentes a los que rigen en las Fuerzas Armadas y dependen, a todos los efectos, del ministerio del Interior".

En el caso de Antonio Manuel Guerrero, "no se le puede separar del servicio hasta que no haya sentencia firme condenatoria", señalan fuentes de la Guardia Civil. Cabe recordar que los miembros de La Manada todavía pueden recurrir la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra, que les condena a 9 años de prisión por abusos sexuales cometidos sobre una joven en los Sanfermines de 2016. Los miembros de La Manada recurrieron la sentencia.

El pasaporte y otro juicio

El guardia civil de La Manada protagonizó otro episodio polémico al presentarse recientemente en dependencias policiales solicitando información para renovar su pasaporte, cuando el auto de libertad provisional impide a los cinco miembros del grupo abandonar el país.

Antonio Manuel Guerrero, además, tiene que afrontar otro juicio por supuestos abusos sexuales cometidos en grupo sobre otra joven de Pozoblanco, Córdoba. Hasta que no haya sentencia firme por alguno de los dos casos no se procederá a su expulsión de la Guardia Civil. Hasta entonces, tal y como estima el reglamento, seguirá cobrando el 75% de su sueldo.