La ministra Meritxell Batet, junto a la portavoz del PP en la comisión territorial del Congreso, Alicia Sánchez Camacho.

La ministra Meritxell Batet, junto a la portavoz del PP en la comisión territorial del Congreso, Alicia Sánchez Camacho. Emilio Naranjo Agencia EFE

España CATALUÑA

El Gobierno ignora las amenazas de Torra y retoma las negociaciones con la Generalitat

El Gobierno está decidido a mantener la vía de diálogo con la Generalitat pese a las nuevas y solemnes advertencias del president catalán, Quim Torra, que este martes ha avanzado que no aceptará la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés salvo que sea absolutoria y llamó al independentismo a una movilización permanente en las calles. 

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha anunciado en una comparecencia en el Congreso de los Diputados que Generalitat y Gobierno se reunirán esta misma semana para dar continuidad a las reuniones previas al parón vacacional e inauguradas por Torra y Pedro Sánchez en una cita en Moncloa. 

Este jueves, la consellera de presidencia, Elsa Artadi, se reunirá en Madrid con Ignacio Sánchez Amor, secretario de Estado de Política Territorial, y el viernes lo harán los equipos de ambos para fijar fecha a las reuniones formales de las conocidas como comisiones bilaterales, cuatro foros para debatir sobre asuntos globales, económicos y fiscales, inversiones e infrastructuras y conflictos institucionales. 

La ministra Batet ha defendido la política del Gobierno, que consiste en priorizar las negociaciones dentro de la ley y miniminzar las amenazas de Torra siempre que no violen la ley. "Dialogar es escuchar no solo aquello que se comparta sino aquello que se rechaza", ha dicho Batet, que ha pedido a la Generalitat cumplir con "su responsabilidad de ir más allá de sus reivindicaciones soberanistas". 

Críticas de PP y Ciudadanos

La portavoz del PP, Alicia Sánchez Camacho, ha sido particularmente dura con Batet, a la que ha dicho que las comisiones bilaterales "no han servido absolutamente para nada". "Le aviso, señora ministra: Los independentistas son claramente insaciables", le ha dicho. Según ella, el diálogo con los independentistas es "imposible". 

"Han fracasado si lo que querían es desinflamar" ha dicho por su parte José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, que ha vuelto a sugerir la aplicación de nuevo del artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía. "Libérense de ese secuestro de los separatistas", ha pedido al PSOE. "¿Van a esperar a que vuelvan a declarar la independencia para aplicar la Constitución?", se ha preguntado. 

Un referéndum sobre un Estatut

Por su parte, tanto ERC como el PDeCAT, con sus portavoces Joan Tardá y Carles Campuzano, han reclamado al Gobierno que pacte un referéndum de autodeterminación con la Generalitat y que dicte a la Fiscalía una petición de libertad para los encausados por rebelión, que serán juzgados en los próximos meses en el Tribunal Supremo. 

"Habrá que construir una solución. ¿O vamos a votar un disenso?", ha respondido Batet, partidaria de votar un nuevo Estatut, como el lunes avanzó Sánchez, en vez de una ruptura de España.

"La pregunta es: ¿la sociedad española y catalana puede permitirse el lujo de responder en 2018, 2019 y 2020 de la misma manera que se respondió en 2020?", ha dicho Tardá. "No hay solución al conflicto sin tener en cuenta al 50% de los catalanes que no son independentista y no la hay sin tener en cuenta al 50% que lo son", según él.

Batet también ha rechazado interferir en el poder judicial como base de la separación de poderes que confiere al Ejecutivo otras y distintas competencias.