Félix Sanz Roldán, director del CNI.

Félix Sanz Roldán, director del CNI.

España

Sanz Roldán pide comparecer en el Congreso tras consultar con el Rey y el Gobierno

  • Según ha podido saber EL ESPAÑOL, el director del CNI ha preguntado este pasado fin de semana a ambas instituciones.
  • Acudirá a la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso para explicar las actuaciones del servicio de inteligencia en el caso Corinna.
  • El Congreso tiene ahora que fijar la fecha de la comparecencia, que se celebrará a puerta cerrada.

Félix Sanz Roldán, director del CNI, ha pedido comparecer a petición propia en la Comisión de Control de los Créditos Destinados a Gastos Reservados del Congreso de los Diputados, más conocida como la Comisión de Secretos Oficiales, para explicar las actuaciones del servicio de inteligencia en relación con la princesa Corinna, la 'amiga entrañable' del rey emérito a la que usó como testaferro para ocultar dinero en paraísos fiscales.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, el director del CNI ha consultado el pasado fin de semana al Rey y al Gobierno antes de expresar su intención de comparecer en el Congreso de los Diputados.

Ahora es el Congreso el que deberá fijar la fecha de esa convocatoria, que se celebrará a puerta cerrada y en la que estarán presentes los portavoces de los grupos del Congreso.

EL ESPAÑOL ha desvelado a lo largo de la semana unas cintas con declaraciones de Corinna en las que, además de afirmar que Juan Carlos I tenía cuentas en Suiza y cobraba comisiones, criticaba la actuación de los servicios secretos españoles.

Sanz Roldán ya se vio obligado a comparecer para dar explicaciones sobre este mismo tema en marzo de 2013, cuando negó cualquier vinculación de los servicios secretos españoles con la entonces princesa Corinna. Fue a raíz de una entrevista publicada en El Mundo, en la que Corinna habló de una relación "confidencial y delicada" con el Gobierno.

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que fue nombrado en 2009 bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, lleva al menos seis años dando largas sobre esta resbaladiza cuestión para proteger los lazos, personales y comerciales, entre el rey emérito y la empresaria alemana. Desde entonces, este general del Ejército y buen amigo de Juan Carlos I es uno de los grandes custodios de los secretos del Estado.