Soraya, en el acto en Coslada

Soraya, en el acto en Coslada Efe

España

Soraya acepta el debate con Casado aunque prefiere "el diálogo sincero para el acuerdo"

La candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho este sábado que acepta el debate que le ha propuesto el también aspirante a liderar el partido, Pablo Casado, pero le ha advertido de que es preferible el "diálogo sincero para el acuerdo".

En un acto público con militantes en el municipio madrileño de Coslada, Sáenz de Santamaría se ha referido así a la propuesta de Casado en la que pide debatir con la candidata y ganadora de la primera vuelta, porque el "debate de ideas" es una "necesidad" en el partido.

Soraya acepta un debate con Casado

Santamaría ha recordado a Casado que los debates son para "confrontaciones ideológicas con adversarios" y en el PP, ha insistido, hay que plantear debate "como diálogo para el acuerdo".

No obstante, ha comentado que el debate no le supone "ningún problema", está acostumbrada a hacerlo en el Parlamento y, además, "con quienes van a ser nuestros adversarios en unas elecciones" y aquí ha citado a Pedro Sánchez, a Pablo Iglesias y a Albert Rivera.

Casado: "No hemos llegado aquí para hacer lo mismo"

El candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado, ha vuelto a defender que su proyecto es "integrador", incidiendo en que en él "cabe todo el mundo", y ha asegurado que inicia esta segunda fase hasta llegar al congreso nacional del 20 y 21 de julio buscando el apoyo de los compromisarios. "No hemos llegado aquí para hacer lo mismo con los mismos", ha sostenido.

Así se ha pronunciado, en declaraciones a los periodistas, en el municipio malagueño de Fuengirola, en el que ha proseguido su campaña y donde ha asegurado que ha hablado con "todos" los candidatos que no lograron pasar a la segunda vuelta. "Los cinco estamos bastante en la línea de un proyecto de partido que defienda principios y valores sin complejos y quiera llegar al Gobierno de España para cambiar las cosas", ha remarcado.

"No hemos llegado aquí para hacer lo mismo con los mismos, sino para contar con todo el mundo, pero también con más gente", ha sostenido, al tiempo que ha considerado que "esto no es un baile de sillas" donde a los compromisarios se les diga "recuerda quién te ha puesto". "Que sepan que en este proyecto contaremos con ellos y también con más gente", ha defendido.

El candidato a la presidencia del PP ha estado acompañado por militantes de la provincia de Málaga y alcaldes de otras localidades andaluzas como Vejer de la Frontera (Cádiz) o Coín (Málaga), la exalcaldesa de Fuengirola Esperanza Oña, el senador malagueño Joaquín Ramírez, entre otros. Ante ellos, y con gritos de 'Pablo presidente', el 'popular' ha insistido en que su proyecto es "ambicioso", y el partido que quiere "ganador e integrador".

"No podemos ser el socialismo de derechas, sino el PP, el que transforma la sociedad, creamos empleo, y con el empleo pagamos el estado de bienestar, y con el estado del bienestar, cohesionamos la sociedad", ha manifestado.