Simulacro de evacuación por ébola

Simulacro de evacuación por ébola

España

Activan en Palma la alerta por ébola al hallar una muestra clínica en plena calle

El bote con la inscripción "ébola virus ARN" ha sido enviado a Madrid para estudiar el líquido que contiene y confirmar si está o no infectado del virus. 

Agentes de la Policía Nacional y técnicos del 112 Baleares se desplazaron a las 20.13 horas del viernes al número 96 de la calle Arxiduc Lluís Salvador de Palma tras recibir una llamada alertando del hallazgo de un bote de tipo clínico etiquetado como 'Filoviriade ébola virus ARN'.

Según han informado fuentes del 112 Baleares a Europa Press, la muestra ha sido trasladada a Madrid para ser analizada, puesto que se desconoce si el líquido está o no infectado.

Además, la etiqueta del bote está mal escrita, ya que pone "Filoviriade" en lugar de Filoviridae", que es el término correcto. Asimismo, este no contiene ningún código de barras, por lo que podría tratarse de una broma.

Según han informado fuentes de la Conselleria de Salud a Europa Press, todo comenzó a última hora de la tarde del viernes cuando una vecina encontró el bote sobre los buzones de la finca y avisó inmediatamente al 112.

Hacia las 23.00 horas de la noche, el bote ya se encontraba en el Hospital Universitario de Son Espases, donde permanece custodiado en una nevera a menos de 80 grados, hasta que sea trasladado, el domingo 27 o lunes 28 de mayo, al Hospital Carlos III de Madrid, "un centro de referencia en el sector", que será el encargado de analizar el contenido del bote.

Brote en África

El brote reciente del virus ha causado 23 muertos en el noroeste de la República Democrática del Congo con los últimos 10 fallecidos confirmados por el Ministerio de Sanidad. Hay 35 casos positivos de la enfermedad. 

Los casos totales de ébola, incluyendo los que aún están sin confirmar, en las tres áreas afectadas (las rurales de Iboko y Bikoro y la urbana de Mbandaka), se sitúan en 54: 6 sospechosos, 13, probables y 35 confirmados.

La vacunación sigue realizándose en las áreas afectadas, en la que se da prioridad a los trabajadores sanitarios, a personas que han tenido contacto con infectados y a los contactos de los contactos, en un proceso denominado "vacunación en aros".

Según un comunicado, el ministro de Sanidad congoleño, Oly Ilunga, se ha trasladado a Mbandaka, donde se ha vacunado para "dar ejemplo a toda la comunidad".

Se inmuniza con la vacuna experimental rVSV-ZEBOV, probada ya en Guinea Conakri tras la epidemia de 2014 a 2016, aunque ahora en la RDC es la primera vez que se toma esta medida en el estadio inicial de un brote de ébola.

La última epidemia causó 11.300 muertes

Entre otras iniciativas tomadas, destaca el establecimiento de una línea telefónica a la que los ciudadanos pueden llamar para consultar sobre medidas de prevención, síntomas, períodos de incubación y demás informaciones relativas a la enfermedad.

Este brote de ébola, detectado en principio en zonas rurales y que después alcanzó el área urbana de Mbandaka, es el noveno que golpea a la República Democrática del Congo desde que se descubrió el virus en 1976 en este país, cuando entonces se denominaba Zaire.

La enfermedad -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90%.

Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta y debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, así como vómitos.

La peor epidemia de ébola conocida se declaró en marzo de 2014, con los primeros casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea Conakri, desde donde se expandió a Sierra Leona y Liberia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) marcó el fin de la epidemia en enero de 2016, después de registrarse 11.300 muertes y más de 28.500 casos, aunque ha admitido que estas cifras podrían ser conservadoras.