Albert Rivera.

Albert Rivera.

España

Cs pedirá explicaciones a Susana Díaz por las presiones denunciadas por la jueza Alaya

La instructora de los ERE dice que le quitaron del caso "por miedo" a que siguiera investigando los cursos de formación, cosa que "no interesaba" ni en el PP y ni en el PSOE.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avanzado este lunes que el partido pedirá "explicaciones" a la Junta de Andalucía por las presiones que la jueza instructora del caso ERE, Mercedes Alaya, dice haber sufrido por parte de la presidenta regional, Susana Díaz.

"Vamos a pedir explicaciones. He hablado esta mañana con (el portavoz parlamentario de Ciudadanos en Andalucía) Juan Marín. Vamos a pedir explicaciones también en el Parlamento Andaluz porque es muy grave la acusación", ha señalado en una entrevista en Antena3.

Rivera se refería a la entrevista que la jueza Alaya ha concedido a ABC, en la que denuncia falta de independencia del poder judicial, afirma que le 'quitaron' la instrucción de las macrocausas en Andalucía "por miedo" a que siguiera investigando los cursos de formación, cosa que "no interesaba" ni en el PP y ni en el PSOE y señala "presiones internas" del TSJA, así como presiones políticas "entre ellas las de Alfonso Guerra y la Junta".

"No me sorprende, no es la primera vez ni el primer juez que admite presiones del PP o del PSOE en el Poder Judicial", ha señalado Rivera, para incidir en que "si realmente ha habido presiones de una presidenta autonómica a una juez sobre un asunto que afecta a la corrupción del PSOE es muy grave", como también lo sería "si el PP ha participado de alguna manera".

Rivera ha recordado que PP y PSOE "curiosamente, bloquearon" sus propuestas de reforma "para despolitizar" el Poder Judicial porque ambos "se blindan y se abrazan como dos boxeadores noqueados en dificultades" cuando se plantean modificaciones de este tipo "y eso perjudica las reformas que España necesita".

En la entrevista, la magistrada dice que al PP no le interesaba que se siguiese investigando "porque había un acuerdo político evidente que consistía en que el PSOE se mantuviera fuerte en Andalucía y, a cambio, dejar al PP en el resto de sus comunidades autónomas".